Ence condiciona su segunda planta a una nueva subasta

D. R.
-

La compañía y la patronal de las renovables muestran su apuesta por la biomasa para contribuir al 'mix' energético nacional de manera sostenible y generar empleo.

Un instante de la visita a la planta. - Foto: Rueda Villaverde

La compañía Ence Energía y Celulosa mantiene la intención de construir una segunda planta de biomasa en Puertollano, gemela de la ya en funcionamiento Biollano de 50 megavatios (MW), si bien todo depende de una futura subasta energética de renovables. Así lo confirmó ayer, a preguntas de los periodistas, el director general de Celulosa de la compañía, Jordi Aguiló, que reconoció que aún no se han marcado plazos para este nuevo proyecto, que estaría condicionado a la convocatoria de nuevas subastas por parte del Ministerio para la Transición Ecológica.
Cabe recordar que el presidente de Ence, Ignacio Colmenares, anunció a primeros de año durante la inauguración de Biollano la intención de la empresa de construir una segunda planta gemela. Aunque no se ponen fechas sobre la mesa, desde el Ministerio para la Transición Ecológica no se esperan subastas para este año, siendo 2021 la fecha más probable según publica la prensa especializada. Desde 2017 no se ha convocado ninguna subasta energética en el país.
El director general de Celulosa de Ence hizo estas declaraciones tras una visita para periodistas a la planta de biomasa Biollano organizada por la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA), de la cual Aguiló preside la sección de Biomasa. De este modo, indicó que mientras se planifica este nuevo proyecto, la planta actual proseguirá con la industrialización del aprovechamiento de sarmientos con nuevas empresas, con las cuales se está contactando para explicarles la necesidad de dotarse de los equipos necesarios para ello.
Vista aérea de la planta de biomasa de Ence 'Biollano', en Puertollano.Vista aérea de la planta de biomasa de Ence 'Biollano', en Puertollano. - Foto: LTDurante su intervención, Aguiló puso de manifiesto la importancia creciente que está teniendo la biomasa dentro del conjunto de las renovables en España. No en vano, la generación de energía renovable a partir de biomasa está alineada con las directrices comunitarias y con los objetivos del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima. Así, la apuesta por esta energía renovable coincide con la necesidad de «afrontar el reto del cambio climático y acelerar la transición justa hacia un modelo energético descarbonizado». «Queremos contribuir a cumplir con el objetivo de consumo de energías renovables fijado por la Unión Europea para España en el 32 por ciento para el año 2030. Para lograrlo, España debe duplicar su generación de origen renovable actual», añadió.
Tanto para Ence como para la patronal APPA, la biomasa se ha convertido en una alternativa energética «firme y segura», puesto que contribuye a la mejora del medio ambiente, supone un «gran potencial de desarrollo» en España y, además, reduce emisiones de dióxido de carbono (CO2) y otros gases de efecto invernadero.
Asimismo, Aguiló hizo hincapié en que la biomasa es «ejemplo de economía circular» gracias a la valorización y gestión de los subproductos de la agricultura, como el orujillo, procedente de una industria «tan relevante» como la del aceite de oliva en España. Además, genera empleo «sostenible y de calidad», ayuda a «reactivar la economía del campo» y proporciona un «alto valor socioeconómico», ya que «contribuye a la industrialización y el desarrollo del medio rural, evitando así la despoblación de estas zonas». También contribuye a reducir los incendios en un 70 por ciento y, a diferencia de otras tecnologías renovables, es «totalmente gestionable», con lo que puede operar las 24 horas del día, los 365 días del año, superando las 8.000 horas de funcionamiento anuales.
Ence condiciona su segunda planta a una nueva subastaEnce condiciona su segunda planta a una nueva subasta - Foto: Rueda VillaverdeAsí las cosas y según recoge el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, la biomasa ha pasado de generar 677 MW en el año 2015 a bajar a 613 MW este año, aunque las previsiones pasan por 815 MW para 2025 y 1.408 para el horizonte del año 2030.

 

Puede abastecer a más de 60.000 personas al año. La planta de biomasa de Ence Biollano ha supuesto una inversión de 100 millones de euros, cuenta con una potencia de 50 MW y a primeros de diciembre del pasado año se conectó a la red eléctrica y estuvo funcionando a modo de pruebas hasta finales de enero. La instalación produce en torno a 325.000 MW/h al año, el equivalente a las necesidades energéticas de más de 60.000 personas. La actividad de la planta permite la reducción de la quema incontrolada de rastrojos agrícolas y da empleo directo a 35 personas más una veintena de contratas, y Ence cifra en más de un millar los puestos de trabajo inducidos que genera.
 


Más fotos:

Ence condiciona su segunda planta a una nueva subasta
Ence condiciona su segunda planta a una nueva subasta - Foto: Rueda Villaverde
Ence condiciona su segunda planta a una nueva subasta
Ence condiciona su segunda planta a una nueva subasta - Foto: Rueda Villaverde
Ence condiciona su segunda planta a una nueva subasta
Ence condiciona su segunda planta a una nueva subasta - Foto: Rueda Villaverde
Ence condiciona su segunda planta a una nueva subasta
Ence condiciona su segunda planta a una nueva subasta - Foto: Rueda Villaverde
Ence condiciona su segunda planta a una nueva subasta
Ence condiciona su segunda planta a una nueva subasta - Foto: Rueda Villaverde
Ence condiciona su segunda planta a una nueva subasta
Ence condiciona su segunda planta a una nueva subasta - Foto: Rueda Villaverde
Ence condiciona su segunda planta a una nueva subasta
Ence condiciona su segunda planta a una nueva subasta - Foto: Rueda Villaverde
Ence condiciona su segunda planta a una nueva subasta
Ence condiciona su segunda planta a una nueva subasta - Foto: Rueda Villaverde