scorecardresearch
Carmen Tomás

LA COLUMNA

Carmen Tomás

Escritora y periodista en información económica


Socialdemócratas sí, pero en otra liga

19/01/2022

El canciller alemán visitó España el lunes en su gira por otros países. Su encuentro con Sánchez, como se suele decir en estos casos, fue cordial y coincidieron en muchos asuntos. Los dos son socialdemócratas, pero quedó claro también que con visiones distintas en cuestiones fundamentales. No hay que olvidar que Scholz no solo ha gobernado en coalición con Merkel, sino que ahora comparte gobierno con el Partido Liberal, que tiene en sus manos nada menos que la cartera de Economía. Y, además, es alemán, es decir con auténtica urticaria a la inflación, al déficit y la deuda. Así que el canciller recordó a Pedro Sánchez la necesidad de volver cuanto antes al Pacto de Estabilidad y a la contención en materia fiscal. Vamos, que ya va siendo hora de mirar al futuro y dejar de gastar sin control e ir marcado una senda de corrección de los desequilibrios.

Por supuesto, desde Moncloa se enviaron otros mensajes, menos áridos y se nos vendió únicamente la parte más bonita y agradable del encuentro. De hecho, la rueda de prensa conjunta parecía un mitin de nuestro presidente, más concentrado en vender su mensaje de que la economía se recupera, de los beneficios que vamos a obtener de los fondos europeos, la vacunación y demás. La realidad, sin embargo, es tozuda y se empeña en mostrarle a Pedro Sánchez que España se va a quedar a la cola de la recuperación y del empleo. También de que España soporta unas cifras de deuda y déficit insostenibles y que, con sus políticas de gasto alocado y populista, lejos de mejorar las ratios, van de mal en peor. Sin ir más lejos, ayer conocíamos que la deuda pública sigue creciendo y se sitúa ya en el 121,5% del PIB, unos 1,426 billones de euros.

También conocimos la última estimación de la Airef sobre el crecimiento del PIB en 2021 y que sitúa en el 5,1%, 4 décimas menos que su previsión anterior. El impacto de la variante Ómicron, sobre todo en diciembre, y la reducción del impacto de los fondos europeos están detrás de esta nueva revisión a la baja. De hecho, la autoridad fiscal retrasa hasta el último trimestre del año la recuperación de todo lo perdido desde 2019. Hay que recordar que hace apenas unos días también el Banco de España se ha referido al menor impacto que sobre el crecimiento van a tener los fondos europeos y que cifró en 3 décimas. Este asunto preocupa y mucho no solo por su retraso en la ejecución de los proyectos, sino por la opacidad con se está haciendo todo el proceso y por el destino que se le está dando a muchos millones de euros que nada tienen que ver con la modernización de la economía y el apoyo a empresas y autónomos. ¿Habrá escuchado Sánchez la música y la letra?