Asier Urain vivirá un fin de semana muy especial

Manuel Espadas
-

El jugador guipuzcoano jugará dos amistosos con el Vestas Alarcos en su Elgoibar natal y en un torneo que ha organizado su padre, presidente del club local

Asier Urain supera con su lanzamiento al portero del Guadalajara Daniel Santamaría. - Foto: Tomás Fernández de Moya

Asier Urain se dispone a vivir un fin de semana muy especial. Su equipo, el Vestas Alarcos, disputará el viernes y el sábado sendos partidos de preparación en Elgoibar, su localidad natal, en un torneo que se celebra por las fiestas de San Bartolomé y que organiza precisamente su padre, Aitor Urain, presidente del club local, el Sanlo EKT.
Un torneo cuyo partido estrella será el que enfrente este viernes  (19 horas) al conjunto manchego y al Bidasoa, subcampeón de la Liga Asobal y actual equipo de Liga de Campeones. Ya el sábado se jugará el segundo test para los de Javi Márquez, esta vez frente al Amenabar Zarautz de Plata (19 horas), además del duelo entre el equipo anfitrión, el Sanlo de Elgoibar, y el Aviron Bayonais francés.
Para el extremo guipuzcoano, los dos serán partidos muy especiales, en el pequeño pabellón que le vio nacer como jugador, y ante su familia y amigos. Además, está el reto deportivo y la posibilidad de seguir mejorando y medir su potencial con todo un equipo Champions. Asier Urain cree que el Vestas Alarcos puede plantar cara al conjunto bidasotarra, como ya lo hizo el año pasado durante bastantes minutos de la eliminatoria de Copa del Rey. «Este año veo mucho equipo, sobre todo en defensa, donde hemos mejorado mucho en altura y envergadura. Además, en ataque se está viendo un juego más en equipo, con el mismo estilo del año pasado pero mejorado», resume Urain, que destaca la aportación de los refuerzos que ha tenido la plantilla, sobre todo en la primera línea.
Además, valora el método de trabajo que se está siguiendo esta pretemporada, con la llegada del nuevo preparador físico, Diego Garrido. «Creo que está siendo una pretemporada más controlada, con ejercicios más específicos para cada uno. El nuevo preparador  llegó con mucha fuerza, pero parece que ahora ha bajado un poco el ritmo», confesaba con cierto alivio.
En el plano personal, espera disfrutar de más minutos, pero eso «me lo tengo que ganar trabajando y estando al cien por cien».