El final de la vendimia frena la creación de empleo

H. López
-

Octubre finaliza con 48.728 personas inscritas en el servicio público y con el primer incremento interanual desde el 2013 en la cifra de desempleados de la provincia

El paro sube en Ciudad Real en 3.617 personas

Octubre suele ser un mes malo para el desempleo en la provincia de Ciudad Real con el final de la campaña de vendimia y el inicio del frío, aspectos que implican el cese de los contratos de verano. Ambas situaciones no sirven para explicar, por sí solas, lo ocurrido en este 2019, ya que se rompe una tendencia de años en que el paro ha descendido en la comparativa interanual. Por lo tanto, la cifra de este octubre es una voz de alarma ante la ralentización del empleo y la posibilidad de que la economía vuelva a cifras rojas. Hay que esperar para saber si el mal dato económico es fruto de una vendimia tardía y también hay que tener en cuenta que la provincia viene de la menor cifra de paro de los últimos años en septiembre. 
En cifras concretas, durante el pasado mes acudieron cada día 120 personas a inscribirse en el paro. Octubre se cierra con 48.728 parados, 3.617 más de los que había en septiembre, y un incremento del 8 por ciento. Ese porcentaje es el mayor desde el año 2016, cuando fue de un 10,2 por ciento, mientras que en 2017 y en 2018, la diferencia intermensual se quedó en el 3,7 y el 6,1 por ciento. 
El 65 por ciento de este aumento del desempleo se debe al sector agrícola, que cierra el mes con 6.054 parados, 2.379 más que en septiembre. Le sigue el sector servicios con 876 desempleados más y cerrando el mes en 31.085. Hay que remontarse a ese 2016 para encontrar un aumento de un mes a otro tan elevado. Además también aumenta en paro en la industria y la construcción con 286 y 67 parados más respectivamente. Incluso aumenta, aunque sea testimonialmente, en nueve personas, el desempleo del colectivo sin empleo anterior. De todos los sectores llama la atención la situación en los servicios, por lo elevado del incremento, así como en la construcción, ya que no en todos los octubres aumenta el paro provincial en este sector. 
La afiliación a la Seguridad Social cierra octubre con 168.424 personas de media, con 4.898 personas menos inscritas, una caída del 2,8 por ciento. 
El mes de octubre se podría considerar casi normal con estos datos, para un año en que ha habido una vendimia tardía, sin apenas contrataciones en agosto, pero es en la comparativa interanual donde saltan las alarmas ante la situación del paro registrado en la provincia. La ralentización en la creación de empleo de los últimos meses se ha convertido al final en caída. 
Por poner en perspectiva, hay que remontarse a noviembre del año 2013 para que el paro suba en la comparativa interanual. Es decir en los últimos seis años todos los meses han tenido menos paro que en el mismo mes del año anterior.  Hay 90 personas, con un 0,2 por ciento de incremento. 
Lo mismo ocurre en la Seguridad Social, donde hay que remontarse a enero de 2015 para encontrar una comparativa interanual en que caiga como esta vez. Hay 365 personas menos o lo que es lo mismo en el último año cada día la Seguridad Social ha perdido a un trabajador en la provincia.