Torra cree que su "sentencia ya está escrita"

Europa Press
-

El president manifiesta su descontento con el TSJC al considerar que no es un tribunal neutral, después de haberse acogido a su derecho a no declarar

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha explicado este miércoles que se ha acogido a su derecho de no declarar ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) en su segunda causa por presunta desobediencia porque considera que no es un tribunal neutral y que "la sentencia ya está escrita".

En declaraciones a los periodistas desde el Palau de la Generalitat acompañado del abogado Gonzalo Boye después de su comparecencia en el TSJC en las que se ha negado a contestar a preguntas que no fueran de su causa judicial, ha enmarcado esta segunda causa dentro de la "persecución política que hay contra los independentistas catalanes", por lo que cree que no será un juicio justo.

"Yo le he dicho al magistrado que aquel no era un tribunal neutral, que dijera lo que dijera, y haga lo que haga, esta sentencia ya está escrita y que, por tanto, me acogía a mi derecho de no declarar", ha afirmado.

Torra cree que su Torra cree que su "sentencia ya está escrita" - Foto: Enric Fontcuberta

El jefe del Ejecutivo catalán ha definido el TSJC como "el Tribunal Superior de Justicia en Cataluña, que es un tribunal español y no es un tribunal neutral", y ha insistido en que muchos de sus magistrados no deberían poder juzgar a dirigentes independentistas porque se han manifestado públicamente en contra de la independencia.

"Está lleno de magistrados que nos juzgan cuando no deberían ni atreverse a juzgarnos porque están claramente inmersos en causas de incompatibilidad. Todos ellos han manifestado que están en contra de manera muy clara de la independencia de Cataluña", por lo que ve una obviedad decir que el TSJC no es neutral.

Torra también ha subrayado ante el juez que él es independentista y que "la causa del independentismo es una causa justa y es una causa de una minoría nacional".

"Digamos lo que digamos y hagamos lo que hagamos seremos juzgados y condenados porque es una causa contra el independentismo catalán", ha añadido.

Declaración breve

El presidente ha asegurado que ha sido una declaración muy breve porque el mensaje que tenía que transmitir ante el tribunal era muy sencillo: "Finalmente le he dicho que estaba seguro de que, tanto él como yo, teníamos mucho trabajo y mejor que lo dejáramos allí. Y que él se dedicara a su trabajo y yo tengo mucho", y ha señalado que después tiene una reunión de coordinación por la pandemia, que dice que es el tema que le preocupa ahora mismo.

"Ha sido una declaración breve pero una declaración que explica muy bien la situación en la que estamos inmersos el independentismo catalán. Espero que nos ayude a reflexionar todos juntos", ha concluido.

Al ser preguntado por si seguirá acudiendo a las citaciones judiciales por esta causa pese a considerar que la sentencia ya está escrita, ha avisado de que no quiere perder ninguna oportunidad para decir ante los jueces que se trata de una "persecución" contra el independentismo y ha expresado su voluntad de llegar hasta el final.

Respeto institucional

Torra ha destacado que en esta ocasión ha habido "respeto institucional" y ha recibido un trato adecuado por parte de los magistrados del TSJC, a diferencia del trato que, según él, recibió por parte del presidente del tribunal, Jesús María Barrientos, en el juicio de la primera causa por desobediencia.

"Creo que las instituciones se deben tratar con esta corrección que no hubo en ese juicio", ha recriminado.

Ironiza con las banderas

Torra ha comenzado su declaración en el Palau de la Generalitat ironizando sobre que solo había una 'senyera', a diferencia de la comparecencia del lunes del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que estuvo acompañada de 24 banderas españolas y de la comunidad: "Perdonad que solo hemos encontrado una bandera catalana, no hemos podido encontrar 23 más".

También ha mandado su pésame al exconseller Jordi Turull por la muerte de su padre y ha lamentado que haya ocurrido estando él en la cárcel: "Parece mentira hasta qué punto los tiempos que estamos pasando no son tiempos de justicia, sino de venganza. Que un hijo tenga que ver como su padre enferma y acaba muriendo desde la cárcel, son momentos muy duros".

Asimismo, ha recordado que este miércoles hace un año de la detención de varios miembros de los CDR acusados de terrorismo: "Esa operación buscaba aterrorizar a la población catalana y no lo consiguió".