Todo sigue igual de cara a la 'final'

La Tribuna
-
Las jugadoras del Pozuelo festejaron el triunfo y posaron con miembros del club y las autoridades que acudieron al choque, entre ellos el director general de Deportes, Juan Ramón Amores - Foto: LT

Bolaños y Pozuelo no fallan y se jugarán entre sí la única plaza disponible que queda para disputar la fase de ascenso a Liga Iberdrola

La penúltima jornada de la Liga regular en el Grupo D de División de Honor Plata femenina se ha saldado con triunfos para los representantes provinciales: el BM Bolaños doblegaba a Málaga Norte (20-25) y el BM Pozuelo hacía lo propio con Fuengirola (25-19). Así, todo sigue igual entre ambos conjuntos de cara a una última jornada de infarto en la que se jugarán, nada más y nada menos, que la única plaza disponible que quedan para disputar la fase de ascenso a la Liga Iberdrola. Con Tenerife como campeón de forma matemática, berenguelas y pozueleñas se encuentran empatadas a 39  puntos, por el que la batalla del próximo sábado en el pabellón Macarena Aguilar de Bolaños, a partir de las 19 horas, será una auténtica final. 
El Bolaños no tuvo piedad de un Málaga Norte que se está jugando la permanencia en la categoría. Las locales ofrecieron resistencia en una primera parte en la que no dejaron que las de Juanmi Fernández se sintiesen cómodas en la pista (10-12). La escasa ventaja para las ciudadrealeñas fue un apoyo en un comienzo muy intenso de segunda parte, donde las exclusiones de Bárbara Vela, Desiré Delgado y Lidia Rueda hizo mucho daño a las malagueñas; un parcial de 0-3 ponía el 13-18 en el minuto 40. El Bolaños supo administrar la ventaja para sumar dos puntos de oro de cara a una última jornada de infarto 
pozuelo. El BM Pozuelo conquistaba su octavo triunfo consecutivo a costa del Fuengirola (25-19) que contó con la figura destacada de Jimena Laguna, autora de ocho goles. Las jugadoras de Eusebio Angulo se marchaban al descanso con una renta favorable de cinco tantos (13-8), que se redujo a dos en el ecuador del segundo acto. Pero a partir de ese momento un parcial de 5-0 dejaba muy claro que la victoria no se iba a escapar.  
Antes de comenzar el partido, el conjunto de Pozuelo rindió homenaje a al equipo alevín femenino, tras proclamarse campeonas de Ciudad Real, y se entregó una camiseta firmada por el equipo a los representantes de las diferentes instituciones públicas que apoyan al club.