scorecardresearch

Tremendo desajuste entre magistrados y carga de trabajo

Pilar Muñoz
-

El magistrado de la Audiencia de Ciudad Real José María Tapia repasa el año que está a punto de acabar y asegura que los nueve magistrados están desbordados por el incremento de asuntos de civil y mercantil

Tremendo desajuste entre magistrados y carga de trabajo - Foto: Tomás Fernández de Moya

Los recursos de apelación, fundamentalmente de ámbito civil, lastran el funcionamiento de la Audiencia Provincial de Ciudad Real, que sufre un colosal «desajuste» entre el número de magistrados y la carga de trabajo, que supera con creces las cifras establecidas por el Consejo General del Poder Judicial, esto es, los módulo de entrada de asuntos asumibles por los jueces.

El magistrado José María Tapia explica a La Tribuna que todos los pleitos de Derecho bancario como cláusulas suelo o gastos hipotecarios generan «muchísimos» procedimientos y se puede decir que están detrás del espectacular incremento de asuntos registrado este año y los anteriores en la Audiencia Provincial de Ciudad Real, que sólo cuenta con nueve magistrados y dos de refuerzo, hecho que evidencia que estructuralmente se necesitan más. Al menos debería haber «13 o 14 magistrados», remarca José María Tapia. De hecho, la presidenta de la Audiencia Provincial de Ciudad Real, María Jesús Alarcón, reclama en su último informe anual la creación de la décima y undécima plaza de magistrados habida cuenta del notable incremento registrado principalmente en la jurisdicción civil.

Los números no dejan lugar a dudas y dan cuenta de una Audiencia sobrecargada por la falta de jueces para hacer frente a la ingente cantidad de asuntos que se registran. Es una demanda «necesaria» para mejorar los tiempos de respuesta, destaca el magistrado José María Tapia, quien, a renglón seguido, añade que «el tiempo es muy importante en Justicia, pero también la calidad, un factor que nos interesa y preocupa mucho. Al ciudadano hay que darle calidad en el servicio público, pero es muy difícil sin medios», confiesa el magistrado del Alto Tribunal delante de una mesa de trabajo repleta de carpetas y dossieres. La Audiencia Provincial tiene dos secciones y José María Tapia está adscrito a la Segunda, que se encarga de los asuntos de ámbito civil y mercantil, materias muy técnicas y complejas, y también de la Violencia de Género que lamentablemente sigue en aumento. Por ello, son cinco magistrados y en la Sección Primera 4.

 Además, hubo que crear una comisión de servicio con dos magistrados ante el incremento alarmante de asuntos, para descongestionar la Audiencia.

José María Tapia recuerda que cuando llegó a la Audiencia en 2014 se registraban 500 asuntos de jurisdicción civil y ahora suman más de 1.200. Unas cifras que hablan de una carga de trabajo muy por encima de los módulos establecidos por el Consejo General del Poder Judicial, un 130 o 140% más. Se recurre mucho en apelación, hay una litigiosidad muy grande y el incremento es progresivo en la entrada de asuntos de orden civil. En los últimos cinco años, el ingreso de pleitos civiles en la Audiencia Provincial ha supuesto un aumento del 102 %. El registro de asuntos empezó a dibujar una curva ascendente allá por 2015 cuando se eliminaron las tasas judiciales y, más concretamente, la requerida para interponer recurso de apelación. Así lo recoge la presidenta María Jesús Alarcón en su último informe sobre el estado de la Audiencia y juzgados de Ciudad Real.

También ha contribuido a este aumento, la masiva interposición de demandas de acciones individuales de condiciones generales de la contratación y por extensión los recurso de apelación contra las sentencias de instancia, como también el incremento de demandas en materia civil. La Audiencia está colapsada y «se precisan de forma inmediata medidas de refuerzo», sentencia la magistrada presidenta.

Tapia afirma que el problema es estructural y la solución ha de ir en esa línea. Audiencias con una población similar a la de Ciudad Real tienen más magistrados. «Siempre hemos padecido el centralismo, antes se hablaba de Madrid, ahora de comunidad», lamenta el juez.

«La Audiencia está para dar calidad y seguridad a los ciudadanos». Los magistrados de la Audiencia  Provincial son los más resolutivos de la región, pese al enorme incremento registrado este año en el ámbito civil, en recursos de apelación.

 En este aspecto, el magistrado José María Tapia subraya que «la Audiencia está para dar calidad y seguridad al ciudadano». El juez de Tomelloso, por poner un ejemplo, «ha de saber por un motivo práctico lo que dice la Audiencia de Ciudad Real, ya que va a confirmar la resolución si sigue ese criterio».

En cuanto al ámbito Penal, dice que van al día y pone el acento en el incremento de los juicios por abusos y agresiones sexuales, en muchos casos a menores.