«No vamos a aceptar nunca la autodeterminación en Cataluña»

SPC
-
«No vamos a aceptar nunca la autodeterminación en Cataluña» - Foto: LUIS TEJIDO

Sánchez insiste en que toda negociación será «dentro de la Constitución», a la vez que alerta de la radicalización de PP y Cs, que a su juicio están devolviendo una España «en blanco y negro»

Tras el tsunami desatado el pasado viernes, cuando la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, anunció la congelación de las negociaciones con Cataluña, el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, rompió ayer su silencio y justificó la medida al asegurar que el único camino «posible y transitable» en la crisis política catalana es el diálogo y la Constitución, al tiempo que insistió en que nunca aceptará el derecho de autodeterminación en esa región, la exigencia de la Generalitat que ha acabado por volar toda opción de negociación.
«La autodeterminación que reclama el independentismo catalán no cabe en la Constitución y no la vamos a aceptar nunca», insistió el líder socialista al respecto. «El debate no es independencia sí o independencia no. El debate es convivencia sí o no», sostuvo. 
Por ello, advirtió a los separatistas que «dentro de la Constitución, todo; fuera, nada, porque no hay diálogo, solo monólogos».
Sánchez defendió que «trascender» el autogobierno es la única salida para el problema de Cataluña porque no es viable ni «dejar las cosas como están ni la independencia» y agregó que hace falta «altura de miras, sentido de Estado y generosidad por parte de todos». Por eso, instó a los suyos a «permanecer firmes en nuestras convicciones» sobre el modelo autonómico.
Ante las duras críticas del PP y su presidente, Pablo Casado, por las negociaciones del Gobierno con la Generalitat y los partidos independentistas catalanes, lamentó que «quien insulta es porque no tiene argumentos que defender».
Así, cuestionó qué unidad de España defiende el Partido Popular cuando busca «un país con ciudadanos de primera y ciudadanos de tercera».
«Ahora se dedican a gritar ‘Viva España’ pero el patriotismo es trabajar todos los días por que en España se viva mejor», añadió.
En este sentido, avisó a los conservadores y a Ciudadanos de que con su acercamiento a Vox no conseguirán moderar a la ultraderecha, sino que serán ellos los que se radicalicen, «y mañana -por la manifestación de hoy en Madrid- será una prueba de ello».
«Se verá una España en blanco y negro» en la concentración de Colón porque PP, Ciudadanos y Vox «proponen simplemente dar marcha atrás», agregó.
El mandatario enmarcó la unidad de estas tres formaciones en el auge de los populismos de derechas en todo el mundo. «No somos una isla, es como Francia, Alemania, Estados Unidos, Holanda o Brasil», comentó.