Max con 'A' de Almagro

M. S. / LT
-
Max con ‘a’ de Almagro

Cinco montajes clásicos, con parada en el Festival Internacional de Teatro Clásico, se hacen hueco en la lista de candidatos a los premios Max 2019, cuatro ya bajaron el telón, el quinto llega este año al Hospital de San Juan

Desde hace unos años los clásicos no sólo están sobre los escenarios, también se encuentran entre los montajes más destacados del panorama, prueba de ello es que en la lista de candidatos a los mejores espectáculos de la academia teatral, en la edición de 2019 hay 11 títulos cuyos textos suman más de 400 años de historia, de los más de 119 que como mínimo aspiran este año a pasar por la alfombra roja del teatro. Cinco de ellos, con parada en el Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, que parece haberse convertido en una de las puertas de entrada a la fiesta grande de la escena, que este año se celebrará en Valladolid, el próximo 20 de mayo.
De esos cinco, cuatro dan sus primeros pasos hacia los Max 2019, tras conseguir el aplauso en el escenario manchego. El quinto, todavía no ha pasado por allí, pero lo hará este año, pues es uno de los pocos títulos que ya se han confirmado para la 42 edición, y llega a los Max casi recién estrenado. Se trata de El castigo sin venganza, de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, uno de los pilares de la cita cultural almagreña, donde esta formación teatral tiene su sede veraniega. La tragedia lopesca con la que su actual directora, Helena Pimenta, se despide de su proyecto con La Nacional estará este año en el Hospital de San Juan. Pero antes luchará por convertirse en finalista de seis categorías de las 19 que existen en el galardón más prestigioso de las artes escénicas de España. Una de ellas, a mejor dirección, para Pimenta, que se despediría con este Max, de conseguirlo, por la puerta grande. Y otra de ellas, la de mejor actor, con un veterano Joaquín Notario al que se le empieza a reconocer su trabajo. La candidatura le llega justo dos años después de alzarse con la manzana como mejor actor de reparto en 2016, con un texto de Calderón.
Los otros cuatro montajes ya bajaron el telón en la villa encajera. Lo hizo en 2017, La ternura, comedia de Alfredo Sanzol que estuvo en cartel en Almagro en la última edición programada por Natalia Menéndez. Una comedia basada en el texto de William Shakespeare del mismo título, que invitaba a la carcajada y que con apenas dos funciones, se convirtió en uno de los grandes aciertos de la muestra, por su frescura. Y un año después, los otros tres, ya con Ignacio García como nuevo director. Comedia Aquilana, de Nao d’amores, un montaje visual muy en la línea de las pequeñas obras de arte que crea la directora de esta compañía Ana Zamora, para quien Almagro es parada obligada. Mestiza, bajo la dirección de Yayo Cáceres, uno de los directores de escena que han revolucionado el lenguaje de los clásicos sobre el escenario, dando paso al lucimiento de actrices veteranas como Gloria Muñoz, que enamoró al Corral de Comedia, el mismo escenario donde las marionetas de Bambalina Teatre Practicable consiguieron revivir a La Celestina, que quiere su sitio entre los mejores por su escenografía y por la adaptación del texto.