Los socios dan luz verde a la constitución de Oleovidabol

A. Criado / LT
-
Los socios dan luz verde a la constitución de Oleovidabol

Las asambleas de El Progreso de Villarrubia y la Sociedad Cooperativa Oleovinícola de Bolaños dieron luz verde a la constitución de una cooperativa de segundo grado, que se denominará Oleovidabol, para la comercialización del aceite de oliva

Las asambleas de El Progreso de Villarrubia de los Ojos y la Sociedad Cooperativa Oleovinícola de Bolaños de Calatrava dieron luz verde a la constitución de una cooperativa de segundo grado, que se denominará Oleovidabol, para la comercialización del aceite de oliva, un proyecto que ya adelantó hace unas semanas La Tribuna y que tiene como base el «éxito» de Vidasol, otra alianza comercial en el sector del vino del que también forman parte ambas entidades. El presidente de El Progreso, Jesús Julián Casanova, informó ayer que los socios aprobaron el sábado por unanimidad la constitución de esta nueva cooperativa de segundo grado junto a la Sociedad Cooperativa Oleovinícola, cuya asamblea, reunida un día antes, también dio luz verde a este proyecto, tal y como confirmó a este diario su máximo dirigente, Julián Castro, que avanzó que hoy mismo comenzarán las reuniones entre las juntas rectoras para ir ultimando los detalles de la constitución de Oleovidabol. En opinión del presidente de El Progreso, esta decisión supone «un gran avance» para los productores de esta comarca, pues subrayó que el camino para impulsar la venta del aceite pasa por optimizar los canales de comercialización. En esta línea, Casanova destacó que «el buen funcionamiento de Vidasol para el vino, ha hecho pensar en extender esta fórmula al aceite». De este modo y aunque esta nueva cooperativa de segundo grado comenzaría su actividad con dos socios, «está abierta a nuevas incorporaciones que mejoren el tamaño y capacidad competitiva». La suma de la cosecha de ambas cooperativas podría superar los 18 millones de kilos, aunque como precisó Casanova, el horizonte de una facturación superior a los 25 millones de euros que les permita poder constituirse como Entidad Asociativa Prioritaria de Interés Regional (Eapir) aún estaría lejano y dependería precisamente de que se sumasen nuevos socios, un objetivo para el que están manteniendo más conversaciones con otras cooperativas.