Fomento adjudica las obras de la N-430 por 4,7 millones

A. Criado
-

La empresa Construcciones Glesa está a la espera de la firma del contrato para iniciar los trabajos, que afectan a uno de los tramos más conflictivos, entre Luciana y Puente Retama.

Un tramo de la carretera N-430. - Foto: Rueda Villaverde

Siete meses después de que salieran a la licitación, el Gobierno de España, a través del Ministerio de Fomento, ha adjudicado las obras de rehabilitación del firme en uno de los tramos más conflictivos de la carretera N-430, el que une Puente Retama y Luciana. Los trabajos los llevará a cabo Construcciones Glesa, que está pendiente aún de la firma del contrato, tal y como confirmaron a La Tribuna fuentes de esta empresa granadina.
Fomento ha adjudicado las obras por 4,71 millones de euros (impuestos incluidos), por lo que consigue un ahorro para las arcas públicas de casi dos millones sobre el precio de licitación (6,54 millones). Los trabajos de rehabilitación del firme se ejecutarán en un tramo de 20 kilómetros, entre los puntos 247,500 y 267,500, que se encuentra «agotado estructuralmente, con roderas generalizadas y cuarteos de malla gruesa por falta de capacidad portante».
Este tramo de carretera de la N-430 fue puesto en servicio hace 30 años, en 1989, con un nuevo trazado que mejoraba la rasante e incluía la rectificación de curvas. Desde entonces, únicamente se ha realizado una rehabilitación superficial del firme con fresado y reposición en zonas de cuarteos de malla gruesa y roderas. Debido a esta situación, la Dirección General de Carreteras emitió una resolución en julio de 2015  para aprobar la redacción del proyecto de rehabilitación estructural que se pretende ejecutar en los próximos meses.
autovía. El alcalde de Puebla de Don Rodrigo y portavoz de la plataforma N-430, Venancio Rincón, confía en que la inestabilidad política que reina a nivel nacional no retrase más el comienzo de estas obras tan necesarias. Apunta, no obstante, que seguirán «luchando» por la autovía ya que, a su juicio, «la única solución para esta vía es el desdoblamiento y lo demás son parches».
Rincón avanza nuevos actos reivindicativos tras el verano y aunque respalda las demandas de los vecinos de Almadén y su comarca, que también piden la autovía, hace hincapié en que éstas «no pueden ir en detrimento de otros territorios».