La elegancia de Álvaro

M. Sierra
-
La elegancia de Álvaro - Foto: Pablo Lorente

El toledano Álvaro Diezma es elegido el mejor cortador de jamón de la región, acompañado en el podio por el villarrubiero Óscar Rico

Su elegancia y su saber estar, en palabras del jurado, llevaron ayer al toledano Álvaro Diezma a convertirse en el mejor cortador de jamón de Castilla-La Mancha. Lo hizo en la cuarta edición de este certamen que puso a prueba a un total de 25 cortadores que con su arte consiguieron convertir este año el antiguo casino de Ciudad Real en una parada obligada para los amantes de uno de los aperitivos más tradicionales de este país, su jamón, por el que este fin de semana apostaron los casi 4.000 visitantes que se acercaron al certamen a lo largo de los tres días de concurso, según José Manuel Morales, organizador del evento.El tercer premio también se iba para Toledo, de la mano de Arturo Villalba, mientras que el segundo se quedaba en Ciudad Real, gracias a la seguridad tras el jamón de Óscar Rico, de Villarrubia de los Ojos.
Con este premio el cortador de Consuegra se quitaba «una espinita que tenía clavada» cuando en el campeonato nacional de cortadores no consiguió el oro, pero sí estar entre los seis mejores cortadores del país. Ayer, convertirse en el mejor cortador de Castilla-La Mancha le valió para sentir que sirve para esto, que no se equivocó cuando decidió coger los cuchillos, hace dos años. Lo dice porque, aunque de familia de carniceros, Diezma es cortador de jamón por vocación, la que le llevó dar un giro de 180 grados a su vida, cuando decidió dejar su trabajo como ingeniero por algo muy distinto, cortar jamón.
Para el cuchillo de oro 2019, Aníbal Falcón Morales, miembro del jurado del certamen regional, este reconocimiento a Diezma será el primero de muchos. «Álvaro tiene un estilo maravilloso, una elegancia y un saber estar envidiables. Es un cortador muy completo», resumió.
El segundo puesto de este certamen que arrancó con 25 cortadores y en el que se han cortado más de 48 jamones, fue para el villarrubiero Óscar Rico, uno de los tres cortadores de la provincia de Ciudad Real que llegaron a una final de nueve -los otros eran David Gracia, de Puertollano; y Gustavo López, de Tomelloso-. Como Diezma, Rico también viene del mundo de la carnicería. Fue allí donde se le ocurrió que el servicio a sus clientes podría mejorar ofreciéndoles jamón al corte. Una idea que le llevó primero a formarse y después a competir. Su currículum suma varios galardones.
Cerraba el podio de este delicioso certamen otro toledano, Arturo Villalba, que como el resto de sus compañeros, destacaron por «transmitir con su corte toda la magia que cada pieza de jamón lleva por dentro», que es, en palabras de Falcón, la ley de vida de todo buen cortador. 
 

La elegancia  de Álvaro Pablo Lorente
La elegancia de Álvaro - Foto: Pablo Lorente