Termollano creará un 253% más de electricidad con la biomasa

D. R.
-

La planta termosolar Termollano, propiedad de Ence, podrá trabajar ininterrumpidamente 18 horas diarias gracias a una caldera de biomasa y pasar de 1.500 a 5.300 horas anuales de energía limpia.

Obras de la planta de biomasa de Ence en Puertollano, con la planta termosolar al fondo. - Foto: Ence

La empresa española Ence Energía y Celulosa sigue adelante con sus proyectos en Puertollano, con el objetivo de poner en funcionamiento a finales de este año la planta de generación de energía eléctrica mediante biomasa que construye sobre las instalaciones de la antigua central termoeléctrica de gasificación integrada en ciclo combinado (GICC) de Elcogas. Denominada Biollano, esta planta tendrá una potencia de 50 megavatios (MW) y podrá producir 325 gigavatios por hora (GWh) de electricidad anuales.
No se trata del único proyecto que Ence tiene en la ciudad industrial, puesto que el pasado año esta compañía adquirió la planta termosolar que entonces pertenecía a Iberdrola ubicada muy cerca de su planta de biomasa. De hecho, la cercanía de ambas instalaciones y el hecho de que compartan el mismo punto de evacuación (la energía generada se inyectará al sistema en la subestación Elcogas de Red Eléctrica de España -REE-) no es casualidad, sino que ambos proyectos se complementarán uno al otro una vez que la planta de biomasa entre en funcionamiento.
La palabra que utilizan desde Ence Energía y Celulosa, de hecho, es «hibridación». En este sentido y como explican desde la propia empresa, la cercanía de la planta termosolar Termollano a la planta de biomasa Biollano permitirá a Ence convertir un activo renovable no gestionable -que solo genera energía durante las horas con sol- en gestionable, «gracias a la capacidad de la biomasa de producir energía de manera programable, firme y estable, y en momentos de alta demanda».
De hecho, una planta termosolar sin acumulación por sales genera energía unas 1.500 horas al año, como la actual Termollano. Si bien, con la instalación de una caldera de biomasa, la termosolar puede trabajar ininterrumpidamente como mínimo desde las 6.00 horas de la mañana hasta la medianoche (0.00 horas), siendo este tramo de 18 horas las de máximo consumo de electricidad. «Así, con la hibridación de la termosolar con la generación con biomasa, el complejo energético de Ence en Puertollano podrá aumentar la generación de electricidad renovable en unas 3.800 horas al año de máxima demanda», es decir, hasta las 5.300, lo que supone un aumento de un 253 por ciento.
Cabe recordar que a finales del pasado año, Ence Energía y Celulosa adquirió a Iberdrola el 90 por ciento de su planta termosolar de 50 megavatios de Puertollano, Termollano, como primer paso en su estrategia de diversificación hacia otras potencias renovables. La planta, que puede alcanzar una producción neta anual de 68 gigavatios por hora, es la única de la compañía que emplea esta tecnología para producir energía.
La potencia termosolar aprovecha la energía del sol, abundante en la meseta castellano-manchega, para generar electricidad. Mediante un sistema de placas que captan el calor, y con la ayuda de varias sustancias altamente sensibles al reaccionar con él, la planta consigue generar energía renovable y sostenible.
La propia compañía anunció a finales de marzo de este año haber cerrado cerrado la financiación de la compra del 90 por ciento de la planta termosolar de Puertollano por un importe total de 110 millones de euros, que aporta al beneficio bruto de explotación (Ebitda) del grupo 18 millones de euros anuales. La operación se estructuró bajo la modalidad de ‘Financiación de Proyecto’ sin recurso y a 13 años, en la que participan Banco Santander, BNP Paribas, Bankia y Bankinter.
Ence Energía y Celulosa compró el 90 por ciento de la planta a Iberdrola a finales del pasado año por un importe neto de 140 millones de euros. En el momento de la compra, señaló que este proyecto constituye un ejemplo de «transición de un modelo de generación con combustibles fósiles a energía renovable, manteniendo empleo industrial de calidad y fomentando el empleo rural, gracias al aprovechamiento de la biomasa agroforestal como combustible del área cercana a la localidad manchega».


Empleo. La construcción de la planta de biomasa Biollano por parte de Ence ha generado picos de 400 puestos de trabajo, si bien la creación de empleo directo en la planta será de en torno a 35 personas, más un número importante de indirectos. Por su parte, en la planta termosolar Termollano trabajan, aproximadamente, una docena de empleados directos.