Feminismos inicia la cuenta atrás hacia la huelga de mujeres

HIlario L. Muñoz
-
Feminismos inicia la cuenta atrás hacia la huelga de mujeres - Foto: Tomás Fernández de Moya

La asamblea Feminismos inició en la plaza Mayor la cuenta atrás hacia la huelga feminista al descubrir un cartel en el que se podían leer falta siete días

Se trata de una iniciativa que se desarrollará hasta el próximo viernes y que implica que a las 18 horas, de toda la próxima semana, se explique alguno de los cuatro ámbitos en que se celebra la huelga de mujeres: estudiantil, laboral, de consumo y cuidados, con el objetivo de dar visibilidad al paro feminista y para recordar que cuenta con el apoyo legal de Intersindical, CGT y CNT de cara a parar el 8 de marzo. Con la lectura de un manifiesto se ha dado a conocer este paro en el que se recuerda que se trata del tercer año en que se convocan 24 horas de huelga en el que se recuerda que otro Día Internacional de la Mujer con el objetivo de dar «voz a los millones de mujeres que demandan la igualdad real en todos los planos de la vida».

"Decimos tajantemente basta ya al patriarcado y a todas sus violencias", dijeron ayer las integrantes de la asamblea, durante la lectura de un comunicado en el que recordaron "todas las relaciones productivas, políticas e ideológicas siguen apartando a las mujeres del pleno derecho a ser consideradas y valoradas como lo que son: la mitad cualificada autónoma y soberana de la sociedad".

Por todo esto llamaron a las mujeres a una huelga con el objetivo de exigir mejoras legales que abarcan el trabajo de cuidados, para que compute en la economía real, o cambios en el mundo laboral, para romper la brecha salarial y pongan freno a la precariedad que conduce a que, incluso, las empleadas del hogar no estén en el régimen general con todos sus derechos. "Exigimos una educación no sexista que rechace los estereotipos de género existentes reforzada con materiales educativos que visibilicen la contribución de todas las mujeres a la historia y a los distintos saberes y que se fundamente en valores no violentos ni competitivos", indicaron, además, para exigir que se acabe "con la violencia sexual" para que haya "espacios y relaciones seguras en las que se respete la voluntad y la libertad de cada persona".