Una treintena de personas vuelve a «sentirse útil»

LT
-

El programa de la Junta llega a su fin en la localidad, donde los beneficiarios además de encontrar un empleo, han realizado acciones formativas paralelas

Una treintena de personas vuelve a «sentirse útil»

El programa Garantía+55 del Gobierno Regional llega a su fin en Manzanares en una cuarta edición puesta en marcha durante el anterior mandato. Después de seis meses en los que 33 personas han participado en el proyecto de ‘Restauración de espacios naturales’ y ‘Promoción turística, y dinamización del tejido empresarial y asociativo’, se pone punto y final a esta experiencia en la que el Ayuntamiento ha trabajado por mejorar la empleabilidad de las personas beneficiarias, tal y como destacó el concejal de Empleo, Pablo Camacho.
Con un balance «muy positivo», Camacho destacó que la principal novedad de esta edición ha venido marcada por el aumento del salario mínimo interprofesional, «una medida del Gobierno de Pedro Sánchez que incrementó la cifra a 900 euros, lo que ha permitido que el programa haya sido más atractivo para los participantes». Un total de 25 personas han realizado labores de restauración de espacios naturales, mientras ocho han sido las que se han encargado de la dinamización empresarial y asociativa de la localidad. El 43% de los participantes han asegurado en una encuesta de participación sentirse «muy satisfechos» con el resultado de esta edición, cifra a la que se suma un 50% de «satisfechos», que hacen que casi la totalidad de los participantes deseen repetir experiencia, un 83%.
A través de este programa, en el que participan personas de 56 a 64 años, se han conseguido dos fines principales. Por un lado, señaló, salir de la situación de paro y poder realizar tareas que les vuelvan a insertar en el mundo laboral y mejorar los ingresos económicos; y por otro, un contrato de colaboración social con el que pueden mantener los 430 euros del subsidio de mayores de 55, compensando sus ingresos hasta la última base de cotización de su último trabajo.
Estos datos, que satisfacen al equipo de Gobierno que preside Julián Nieva, hacen que desde el Ayuntamiento se pretenda seguir participando en medidas de este tipo: «La propia consejera de Empleo, Economía y Empresas ha anunciado que próximamente saldrá el plan extraordinario de empleo de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para 2019, en el que el Ayuntamiento de Manzanares tratará de poder dar una oportunidad laboral a más de 120 personas».
Después de más de 30 años su puesto de trabajo, Ángel Montoya ahora desarrolla labores administrativas en la OMIC; tras el cese de su anterior empresa, este proyecto en el que participa por segunda vez le sirve para volver al mercado laboral, pero especialmente para sentirse reconfortado: «Es una ventana que se abre después de un montón de puertas que se cierran. Aquí nos dan la opción de sentirnos útiles. Empiezas a sentirte mayor y piensas que no puedes trabajar, y no es así».
Algo similar le ocurrió a Nicolás Alhambra, quién ahora se encarga de algunos de los jardines de la localidad tras años como conductor o en el sector de la alimentación: «Es adaptarte a lo que te va viniendo, y con la edad no podemos ir pidiendo cosas que no nos corresponden, pero los compañeros son comprensivos, y si haces por aprender lo sacas adelante». Ellos son tan solo dos de los muchos ejemplos que Garantía+55 ha ayudado a que vuelvan a sentirse útiles en el trabajo.