scorecardresearch

Daimiel destaca la reducción de la deuda a la mitad

LT
-

El alcalde, Leopoldo Sierra, ha hecho balance de los últimos doce meses, una gestión municipal "marcada por el virus" a la hora de plantear actividades y proyectos, pero en el que se ha buscado ""seguir avanzando".

Daimiel destaca la reducción de la deuda a la mitad

A punto de alcanzar el final de año, el alcalde de Daimiel, Leopoldo Sierra, ha hecho balance en Radio Daimiel de lo que han supuesto los últimos doce meses para el municipio. El primer edil enfatiza el "dinamismo" que caracteriza a Daimiel, y, sobre todo, argumenta, la gestión forjada por el equipo de Gobierno garantizando la nómina de los trabajadores municipales, cumpliendo con el pago medio a proveedores, reduciendo deuda y compaginando todo esto con una pandemia que ha obligado a renovar constantemente actividades y proyectos para los daimieleños. Así citaba algunos de los propósitos emprendidos o en perspectiva de hacerlo, desde Savia (conocido como Centro del Agua), la renovación de parques infantiles en las barriadas de Terrero Blanco y las dunas de San Isidro, el ensanchamiento del camino Cañadillas, pasando por la adecuación de la piscina climatizada, la red de agua en el barrio de La Albuera, el monumento a la Semana Santa o las próximas áreas deportivas en el antiguo Polideportivo y la puesta a punto del Paseo del Carmen, entre otros, informa en un comunicado. 

 

En ese capítulo de inversiones, Sierra ha lamentado que no se haya podido terminar de ejecutar el asfaltado del tramo pendiente en la salida a Manzanares y el tratamiento del firme de la variante N-420/N 430, supeditado a un anticipo reintegrable a la Diputación, que finalmente fue denegado al verse reflejada la deuda de EMUMASA en las cuentas municipales como consecuencia de la negativa de GICAMAN al plan de liquidación de la empresa municipal. Para el primer edil, ese acuerdo hubiese sido de utilidad para ambas administraciones. Sin embargo, "ese plante" ha derivado además en que el Ayuntamiento licite la enajenación global de los activos de EMUMASA. La intención es intentar saldar la deuda de 1,4 millones de euros que mantiene con la entidad dependiente de la Junta.

 

De cumplirse ese objetivo, el Ayuntamiento regresaría a niveles de endeudamiento dentro de la normalidad. No obstante, se han reducido considerablemente, como señala: "Si estábamos en 38 millones de euros y ahora estamos en torno a 19 millones [la mitad], creo que algo bueno estaremos haciendo".

 

Junto al plano económico, el medio ambiental también ha ocupado buena parte de la acción municipal en 2021. Un aspecto subrayado por Leopoldo Sierra, quien reconoció que las ayudas de otras instituciones permitirán acometer una caldera de biomasa para la piscina climatizada y lo han hecho ya con la instalación de placas solares, reduciendo considerablemente su consumo energético. En este apéndice enumeraba igualmente los puntos de recarga eléctrica de vehículos en la zona de San Pedro, la instalación de placas solares en la EDAR y ETAP y la próxima aprobación de una ordenanza municipal sobre cambio climático. "Todo se debe hacer con su tiempo. Los proyectos medioambientales no pueden ser de un día para otro", indica.

 

Aprovechando la relación con el medio ambiente, Sierra responde también sobre la sequía que atraviesa el parque nacional de Las Tablas de Daimiel: "Esperemos que la sabia naturaleza nos dé días de lluvia para que podamos tener una superficie encharcada importante. Si no es por vía de lluvia, no veo disposición por parte del ministerio de hacer una aportación externa. Y cierto es que, si no hay ninguna aportación externa al parque nacional, éste corre peligro y en todos recaerá la responsabilidad de su futuro", dice mientras reflexiona sobre sus posibles soluciones. El regidor daimieleño entiende que han de buscarse cuando hay periodos de buena situación hídrica y reivindica la búsqueda del equilibrio sostenible frente a la extracción de agua de pozos que lo mantiene agonizante debilitando al mismo tiempo el acuífero.

 

A falta de unos días para despedir 2021, el alcalde de Daimiel reconoce que son los ciudadanos quienes han de valorar en "su justa medida" la acción del equipo de gobierno y de una oposición en cuya trayectoria se registra un cambio de portavoz y "concejales que quieren actuar con más protagonismo que incluso el propio portavoz". Entre tanto, para Sierra tanto este año como la legislatura en ciernes está resultando "muy complicada" porque las decisiones están sujetas a indicaciones de órganos superiores como las autoridades sanitarias y bajo la amenaza de una pandemia por covid-19. Es por esto que, a su juicio, la gestión municipal ha venido "marcada por el virus" a la hora de plantear actividades y proyectos, comenta, mientras enfatiza las alternativas que constantemente busca su equipo "trabajando mucho y bien" para "seguir avanzando".

 

Sobre la covid, reconoce no tener datos actualizados a fecha de este martes, pero sí supone que "las cifras serán muy elevadas" a todas las escalas territoriales. "Una situación difícil para la que se trabajó de cara la Navidad pero que se está desmoronando", reconoce, mientras explica que la cancelación de Brujilandia se debe especialmente a que el colectivo de niños a los que se dirigía era el que menos porcentaje de vacunación tiene y, por tanto, de mayor riesgo. En el caso de aquellas al aire libre se mantienen, salvo indicación expresa de una orden superior, lo mismo que la cabalgata de reyes y las campanadas infantiles del 31 de diciembre por la mañana. En el resto, insiste, "no tengo competencias, espero que el gobierno regional nos de algunas indicaciones alguna vez a los ayuntamientos". Aquí, zanja la polémica con la carpa municipal: "Se licitó por tres años a una empresa y más que su apertura me preocupa la responsabilidad en todos y cada uno de los espacios donde hay que cumplir nomas para preservar la seguridad de nuestros jóvenes…ante todo está la responsabilidad familiar y también individual de utilizar un espacio pensado para dar seguridad y nunca para perjudicar".

 

Finalmente, Leopoldo Sierra ha querido desear un feliz año 2022 mientras se mostró esperanzado de una mejoría a tenor del comportamiento ejemplar de los últimos meses por la sociedad daimieleña que ha permitido obrar de forma solidaria y responsable. "Daimiel es mucho más y vamos a hacerlo mucho más grande", concluyó.