Los estanqueros ven con temor la subida del precio

Manuela Lillo
-

El presidente de esta asociación advierte que una subida del coste de la cajetilla suele llevar aparejado un incremento del contrabando y señala los efectos perjudiciales que tendría

Los estanqueros ven con temor la subida del precio - Foto: RUEDA VILLAVERDE

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha sugerido a España esta semana que incremente los impuestos del tabaco para que aumente el precio de venta de las cajetillas. De este modo, quiere hacer que el tabaco sea menos accesible para la población y disuadir a los fumadores a base de ‘tocarles el bolsillo’. El objetivo final es reducir el número de fumadores y disminuir así su incidencia sobre la salud. En concreto, a la Organización Mundial de la Salud le preocupa que la marca de tabaco más vendida en España pueda costar cinco euros y señala que, si bien España tiene una proporción elevada de impuestos, a diferencia de otros países de la Unión, sus impuestos son proporcionales al precio y de ahí que pida incrementarlos.
Desde la Asociación Provincial de Estanqueros ven «con temor y a la expectativa» esta solicitud de la OMS para elevar el precio de la cajetilla a ocho o diez euros, y reconocen que están «preocupados», sobre todo porque llega en un momento de inestabilidad política en la que se desconoce quién llevará las riendas del país y, por tanto, qué medidas adoptará en el caso de que, finalmente, se conforme un gobierno en los próximos meses, comentó el presidente de esta asociación, Fernando Bermejo.
Del mismo modo, considera que en otros países de la Unión Europea el precio de las cajetillas de tabaco es más alto porque también lo son los sueldos. «También deberían recomendar subir los sueldos en proporción porque los precios son proporcionales a lo que se cobra», detalló el presidente de asociación. «Si hay una subida de precios, lo único que van a conseguir es un aumento del contrabando, con el perjuicio que lleva porque no hay controles sanitario ni tampoco las arcas del estado van a recibir ingresos por esa vía. Ya se ha demostrado que cuando hay subida de precios, también sube el contrabando, por lo que creo que la recomendación está hecha muy a la ligera», detalló Bermejo.
De este modo, el presidente de esta asociación aseguró que es una «medida utópica», frente a la regulación actual que tiene este producto, impuestos ya incluidos, e incidió en que «cada vez que sube el precio, las mafias son las que se frotan las manos», ya que «les es más lucrativo para ellos». «Como medida utópica está muy bien, pero vivimos en el mundo real y en él lo que se ve es con las subida de precios, hay más contrabando, más pérdidas y más perjuicio también en el ámbito sanitario porque ese tabaco no lleva ningún control», detalló.
De este modo, explicó que desde este colectivo profesional están a la espera de que se lleva a cabo la transposición de la directiva europea que viene a endurecer las penas por el contrabando de tabaco al determinar que «la hoja del tabaco se considera como tabaco de consumo», mientras que actualmente pueden argumentar que se destina a decoración u otros fines. De este modo, señaló las dificultades que tienen las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para atajar este problema que también se da en la provincia pese a la labor y el esfuerzo que realizan los agentes, dijo Bermejo en relación con el contrabando de tabaco.