A la luz del cante

M. S./ H. L.
-
A la luz del cante - Foto: [PABLO LORENTE; Pablo Lorente]; Pablo Lorente

Ricardo Fernández del Moral abre esta noche el ciclo flamenco que estrena Ciudad Real con un repaso por la historia de este «género tan nuestro» desde sus albores a la fusiones

Un repaso a la historia del flamenco, desde los albores del género hasta sus últimas interpretaciones, esas que han llevado a algunos artistas a apostar por la fusión, al margen de críticas o defensas. Esa es la propuesta con la que el cantaor daimieleño Ricardo Fernández del Moral llega esta noche al escenario del Antiguo Casino, para estrenar el primer Ciclo Flamenco de Ciudad Real, que desde hoy y hasta el próximo mes de marzo, llenará de música las noches de los martes en la capital.
Del Moral llega a la capital, a un escenario pequeño, como el que ofrece el Antiguo Casino, tras cosechar un nuevo éxito en «el templo de la música», el Teatro Real de Madrid, donde hace apenas unos días presentaba un espectáculo flamenco cargado de música, de cante, de baile, de palmas... Pero reconoce que eso no le quita protagonismo al escenario ciudadrealeño. «Si el Teatro Real impone por lo que es y porque allí raramente se abre la puerta al flamenco, también impone cantar en tu tierra, delante de los tuyos, defender tu bagaje, hay que cumplir,  hay que estar a la altura», reconoce Fernández del Moral, que recibía con mucha alegría la puesta en marcha de un ciclo como éste en una tierra «en la que hay grandes cantaores y mucha afición». Defiende que sólo con iniciativas de este tipo se puede conseguir ese relevo generacional en el público tan necesario.
Tal vez por eso, porque el primer paso para garantizar el futuro del cante es dando a conocer lo que no se ve sobre el escenario, el espectáculo que ha preparado Del Moral es casi una lección magistral sobre el género, con parte teórica, su relato,  y parte práctica, su voz, su toque. No estará sólo sobre el escenario, le acompañan Rosa Guerrero y Lucía Peláez.
«Me gusta interactuar con el público e irles explicando qué es lo que estoy cantando, qué voy a tocar», explica a este diario Del Moral que asegura que en este primer recital habrá cantes primitivos, «esos que se hacían sin guitarra»,  de ida y vuelta, aquellos que nacieron de la relación entre España e Hispanoamérica, y hasta falsetas, que son pequeños solos de guitarra que permitirán al daimieleño recordar a figuras como Paco de Lucía o Paco Cepero, además de composiciones propias. Un repertorio pensado para hablar de la historia de flamenco, incluyendo en esta historia un capítulo que lleva años defendiendo sobre los escenarios, que el flamenco es nuestro, «no es algo de una parte de España, es de todos sitios», por eso asegura que también hará algún cante flamenco de origen manchego, mirando de reojo a esas seguidillas manchegas que «están detrás de todo».
Apenas una hora tardaron en agotarse las invitaciones del primero de los conciertos del nuevo ciclo musical que dará comienzo a las 20.20 horas. Algo que destacó el concejal de Promoción Económica y Turismo, José Luis Herrera, quien  aseguró que esta iniciativa, con la que se busca «hacer un homenaje a quienes trabajan por la música flamenca en la capital», nace con la intención de sumar nuevas ediciones.