scorecardresearch

Yamaha baja de la moto a Maverick Viñales

EFE
-

La marca de los tres diapasones da de baja al español para el GP de Austria y le acusa de haber forzado el motor de su YZR-M1 en Estiria, lo que habría podido causar un serio peligro tanto para él como para sus compañeros

Yamaha baja de la moto a Maverick Viñales - Foto: Alejandro Garcia

El fabricante japonés Yamaha ha decidido bajar de la moto al español Maverick Viñales por considerar que en la anterior carrera del Gran Premio de Estiria de MotoGP forzó el fallo mecánico en su YZR M 1 durante la carrera, poniendo en peligro al resto de pilotos.

Maverick Viñales, que anunció tras la carrera de los Países Bajos que no continuaría con Yamaha en 2022, no será sustituido por ningún otro piloto en la segunda carrera del circuito Red Bull de Spielberg.

La situación se genera al comprobar los ingenieros de Yamaha que en las últimas vueltas de la carrera de Estiria, Maverick Viñales forzó la aceleración de su moto en las curvas uno y tres del trazado, y al retirarse a sus talleres sin acabar la carrera también fue acelerando en vacío el motor -accionando la leva del embrague- sin ningún motivo aparente.

Toda esta información se puede observar en la telemetría de la moto de Maverick Viñales, una vez los informáticos la descargaron de la centralita electrónica de la moto, una actitud que es la que ha forzado a Yamaha a tomar la decisión de bajarle de la moto en la segunda carrera en Austria.

En el comunicado que hace público Yamaha se explica que "Yamaha lamenta anunciar que la inscripción de Maverick Viñales en el GP de Austria de este fin de semana ha sido retirada por el equipo Monster Energy Yamaha MotoGP".

Y asegura que "la ausencia se produce tras la suspensión del piloto por parte de Yamaha, debido al inexplicable funcionamiento irregular del piloto con la moto durante la carrera de Estiria del pasado fin de semana".

"La decisión de Yamaha es consecuencia de un análisis exhaustivo de la telemetría y los datos de los últimos días", explica en esa nota el fabricante japonés, sin especificar cuáles eran esos datos.

La conclusión a la que llega Yamaha es que "las acciones del piloto podrían haber causado un daño significativo en el motor de su moto YZR-M1, lo que además podría haber provocado graves riesgos para el propio piloto, y posiblemente suponer un peligro para todos los demás pilotos de MotoGP durante la carrera".

Además, la nota de Yamaha afirma que ulteriores decisiones relativas al futuro de Maverick Viñales con ellos hasta el final de la temporada, cuando ambas partes han decidido rescindir de mutuo acuerdo su contrato, se adoptarán más adelante.

"Las decisiones relativas a futuras carreras se tomarán después de un análisis más detallado de la situación y de nuevas conversaciones entre Yamaha y el piloto", se explica en la nota.