Villarrubia presume de su raíz enológica

La Tribuna
-
Villarrubia presume de su raíz enológica

El Ayuntamiento y la Hermandad de San Isidro presentan en Fitur la Fiesta de la Vendimia, una de las señas de identidad de este pueblo

Villarrubia de los Ojos presentó ayer en la Feria Internacional del Turismo de Madrid su gran oferta turística y su fuerte raíz enológica que todos los años se pone en valor en la Fiesta de la Vendimia. Se trata de un evento multitudinario que se celebra en septiembre dentro de las fiestas patronales y en el que se recrean las tradiciones agrícolas ligadas al inicio de la vendimia, el gran motor económico de esta localidad que da «el sentido de nuestra tierra».
Coincidiendo con la celebración del Día de Ciudad Real en el estand de Castilla-La Mancha, la alcaldesa de la localidad, Encarnación Medina, el presidente de la Hermandad de San Isidro Labrador y Santa María de la Cabeza, Felipe Cañadilla, y el presidente de la cooperativa El Progreso, Jesús Julián Casanova, la más grande de la localidad y una de las principales exportadores y productoras de Europa, protagonizaron la presentación la ‘Fiesta de la Vendimia. El sentido de nuestra tierra’.
La presentación comenzó con la proyección de un vídeo en el que los asistentes pudieron descubrir cómo se desarrolla la Fiesta de la Vendimia, un evento que organiza la Hermandad de San Isidro y Santa María de la Cabeza en colaboración con el Ayuntamiento, y que en este 2019 celebrará su 36 edición.  Se trata de una fiesta en la que participan miles de personas y en la que se pone en valor la tradición agrícola de Villarrubia coincidiendo con el inicio de la vendimia. La pisada de las primeras uvas y el concurso de racimos son los dos ejes principales de esta jornada en la que además se pone en valor la típica cocina manchega con la elaboración de migas, gachas y pisto para todos los asistentes. Platos contundentes que se riegan con los buenos vinos que se elaboran en esta localidad.
Encarnación Medina reivindicó la importancia de la tierra y del campo, motor económico de la localidad y origen de los magníficos productos agroalimentarios que se producen, especialmente del vino por el que hoy en día la localidad es conocida internacionalmente. En este sentido, recordó que el vino como el aceite de oliva virgen extra, AOVE, así como otros productos gastronómicos, son piezas de un puzle que conforman también el patrimonio cultural y social y que hacen de esta localidad castellano-manchega un lugar muy atractivo para el turismo.
Por eso, ha invitado a todos los turistas a participar de la 36 Fiesta de la Vendimia, un evento que se celebra durante la feria y fiestas patronales de septiembre en honor a la Virgen de la Sierra y en la que gracias a la Hermandad de San Isidro, se recrea la antigua usanza de la pisada de la uva y en el que además se premia a los racimos más grandes de todos los que se presentan al concurso regional. «Esta fiesta de la vendimia, que no es otra cosa que un homenaje a la tierra y a la viña, es una magnífica oportunidad para que los que nos visitan conozcan nuestra esencia y se empapen de nuestras tradiciones, pero también para degustar los magníficos vinos y gastronomía que se elabora en esta comarca», sentenció la regidora.