scorecardresearch

Analizar a los hombres para frenar la violencia de género

Hilario L. Muñoz
-

La UCLM estrena el máster de Estudios en Masculinidades para fomentar estudios sobre la construcción de la sociedad patriarcal

Un hombre, durante una protesta feminista en Ciudad Real. - Foto: Rueda Villaverde

«Las mujeres son las víctimas, pero no tenemos que olvidar que los verdugos siguen siendo los hombres». Tras estas palabras se esconde una reflexión mucho más amplia que debe realizar el mundo masculino ante una fecha como la del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y que plantea la necesidad de que los hombres «cambien, reflexionen, piensen y repiensen la masculinidad para avanzar». José María Armengol, director del Máster en Estudios de Masculinidades, es quien desarrolla este pensamiento que la UCLM ha puesto en marcha este curso, y que se trata de un estudio postuniverstario único en el mundo. Hasta este año no existía ninguna titulación oficial de postgrado y que intentara formar para el desarrollo de estudios de género enfocados a los hombres.

Los hombres también tienen «género» y una serie de factores que llevan a «construir la masculinidad» en ocasiones tóxica y que implica comportamientos machistas que acaban en la agresión. Como mucho, recordó Armengol, hay análisis de la masculinidad LGTBI, pero escasos en cuanto a la masculinidad hegemónica y que siempre se ha definido por la oposición de «no ser mujer, no ser homosexual y no ser de color, una persona étnica», lo que conlleva que haya escasos conocimientos sobre su figura. 

Para Armengol el desarrollo de los estudios sobre los hombres es «fundamental para cambiar el concepto de patriarcado» y sobre todo para «deconstruir la masculinidad». «La única manera de terminar con esta lacra es entender cómo funciona y cómo podemos cambiarla», para lo que también es necesario analizar los mecanismos que llevan hacia la violencia de género, esa sociedad patriarcal y que se construye desde una masculinidad hegemónica. 

Analizar a los hombres para frenar la violencia de géneroAnalizar a los hombres para frenar la violencia de género - Foto: RUEDA VILLAVERDEArmengol reconoce que centrarse en las supervivientes es relevante para la erradicación de la violencia hacia las mujeres, «deben recibir el máximo apoyo y asistencia en todos los sentidos», pero la raíz del problema son los verdugos, «la construcción patriarcal» que hay de la masculinidad. El primer paso de esta conversión, explica Armengol, es que esas tres negaciones sobre las que se asienta la masculinidad se reviertan, o lo que es lo mismo «convertir a los hombres en no sexistas, no racistas y no homófobos». El objetivo es que haya hombres que reflexionen sobre su masculinidad y sean capaces de «verse como iguales» y no definirse por esa oposición hacia ellas y los otros. 

Años de ventaja.

Hay que tener en cuenta que las mujeres llevan años de ventaja en esta reflexión sobre la construcción de lo femenino y la definición del género, con libros, publicaciones y estudios que apuntan a cómo se construye la feminidad. Un ejemplo puede ser el amor romántico, sobre el que se lleva tiempo reflexionando alrededor de la figura del príncipe azul y la educación que reciben las niñas desde pequeñas. Se trata de estereotipos de género sobre los que se asienta también la educación de los hombres y que también afecta a la construcción de la masculinidad, como el del héroe o el guerrero. «Los grandes arquetipos masculinos son inalcanzables e ideales que para nada se cumplen con la realidad y lo que crean es frustración», explica.

Por estos motivos, el director del máster señala que una fecha como el 25N debe contar con una participación activa de los hombres en las manifestaciones, como «aliados fundamentales de las mujeres», de tal modo que apoyan y demuestran su solidaridad. «Que no se piense que es una fecha de y para las mujeres, la violencia es un problema de los hombres» en la que «las mujeres son las víctimas».