Tráfico no da por segura la llegada de tres examinadores

Pilar Muñoz
-
Tráfico no da por segura la llegada de tres examinadores - Foto: RUEDA VILLAVERDE

El BOE publica la adjudicación de tres plazas de personal para los exámenes pero «hasta que no vengan tras tomar posesión no se sabe, pueden optar o no»

La Jefatura Provincial de Tráfico no las tiene todas consigo y hasta duda que el próximo lunes desembarque en las oficinas alguno de los tres examinadores que han conseguido plaza. El subjefe provincial de Tráfico, Víctor Manuel Esteban, expresa a La Tribuna su recelo porque «hasta no vengan tras la toma de posesión no sabemos si vamos a contar con los tres examinadores». Explica que tienen que tomar posesión y después «pueden optar o no a la plaza, pueden pedir excedencia», indica.
De este modo, la publicación ayer en el Boletín Oficial del Estado por parte de la Dirección General de Tráfico de la adjudicación de tres plazas de examinadores para la provincia de Ciudad Real puede quedar en nada porque, según los responsables de la Jefatura de Tráfico, las personas designadas para ocuparlas tienen también la posibilidad de renunciar a ellas a la espera de obtener otro destino, por lo que el problema que sufren las autoescuelas de la provincia de Ciudad Real y sus alumnos para obtener el permiso de conducir por falta de examinadores seguiría sin resolverse.
«Desde el próximo lunes empieza a correr el plazo, aunque también podrían presentarse al inicio de la próxima semana», precisa Víctor Manuel Esteban que no quiere lanzar las campanas al vuelo.
No obstante, cabe esperar que a primeros de febrero el número de examinadores pase cuatro a siete profesionales, además de uno itinerante. Una buena cifra para sacar adelante los exámenes, según la Jefatura Provincial de Tráfico de Ciudad Real.
De ser así, acabaría con una mala época por falta de personal que arrastra desde hace cuatro largos años y que ha conllevado un buen número de protestas en la calle y frente a la Jefatura Provincial de Tráfico.
Ciudad Real ha sido una de las provincias españolas con más días de huelga por la falta de examinadores, cerca de seis meses.
En el último año hubo que centralizar los exámenes teóricos en la capital ante la falta de examinadores y echar mano del personal de la Jefatura, hecho que generó malestar y protestas entre los empresarios de las autoescuelas que aseguran que han sufrido importantes pérdidas por el conflicto, por la falta de personal para examinar a los aspirantes al carné de conducir.
De cinco en los últimos dos años, además un examinador itinerante, se ha pasado a cuatro a final de 2018.