scorecardresearch

Un ejemplo a seguir en la educación en igualdad

M. Espadas
-

El CEIP Virgen del Salido de Carrizosa es uno de los cinco centros distinguidos por el Gobierno regional por su trabajo en las aulas para prevenir la violencia de género

Un grupo de alumnos y profesores del centro, junto a la mujer que impartió una charla por el Día de la Mujer Rural. - Foto: CEIP Virgen del Salido

Hace tres años que el CEIP Virgen del Salido, en Carrizosa, viene trabajando con ilusión y compromiso en el marco del Plan de Igualdad y Prevención de la Violencia de Género, impulsado por la Junta de Comunidades para centros educativos no universitarios, y ahora ha llegado su recompensa institucional. Este jueves, una representación del centro formada por la directora, la coordinadora del área y cuatro alumnos, acuden a Fuensalida ( Toledo) para ser reconocidos por toda la labor desarrollada durante este tiempo, educando en valores de respeto e igualdad hacia el otro género desde las edades más tempranas y comprometiendo también a sus familias. Es una de las cinco distinciones que concederá el Gobierno regional, una por provincia, como ejemplo «del enorme trabajo que se hace en el ámbito escolar», en palabras de la Consejera de Igualdad y portavoz, Blanca Fernández. Un honor que compartirá con el colegio Nuestra Señora del Rosario de Férez (Albacete), la Escuela de Arte Cruz Novillo de Cuenca, el colegio Clara Sánchez de Galápagos (Guadalajara) y IES La Cañuela de Yuncos (Toledo).

Reconocimiento oficial que llega ahora, coincidiendo con la celebración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, aunque la recompensa personal y social ya llevan tiempo sintiéndola los miembros de esta comunidad educativa. «Estamos recogiendo los frutos. Estamos muy contentos porque notamos que hay un cambio de mentalidad», asegura orgullosa la directora, Cortes Agudo, quien reconoce que desde que conocieron la puesta en marcha de este plan regional, «vimos muy claro que teníamos que trabajar sobre este tema dentro de las aulas».

Carrizosa es un pequeño municipio del Campo de Montiel, al este de la provincia, de apenas un millar de habitantes y en un entorno rural en riesgo de despoblamiento. En el colegio hay matriculados 40 alumnos, 15 en educación Infantil y 25 en Primaria, formando unidades mixtas dado su escaso número. Ocho docentes son los que se encargan de formarles día tras día, y una de las enseñanzas que siempre está presente es la educación en valores de igualdad, para corregir las conductas machistas que siguen existiendo en la sociedad, y más en los núcleos rurales. «Detectamos algunos comportamientos machistas, como ideas que se expresan en las aulas, a la hora de hablar, en el reparto de tareas... Nos hemos dado cuenta de que había diferente trato hacia las chicas que hacia los chicos, pero poco a poco vamos dando pasos en la buena dirección», resume Agudo, quien de igual modo destaca que esta evolución positiva en la mentalidad de los más jóvenes también está calando y haciendo efecto en sus familias.

Las vallas del colegio están decoradas con murales de color morado.Las vallas del colegio están decoradas con murales de color morado. - Foto: CEIP Virgen del SalidoLas últimas actividades desarrolladas para destacar las capacidades femeninas fueron sendas charlas impartidas por una mujer de la localidad con motivo del Día de la Mujer Rural, y por otra mujer, esta joven emprendedora, que se ha afincado en la zona con su negocio. Además, coincidiendo con este 25 de noviembre, los alumnos del centro han elaborado unos murales con las huellas de sus manos y de sus familiares con el lema 'Manos que trabajan, que luchan y que cuidan', con 34 lazos en memoria de las 34 víctimas por violencia de género que ha habido que lamentar en España durante este año.