CCOO denuncia un subregistro de enfermedades profesionales

Hilario L. Muñoz
-
CCOO denuncia un subregistro de enfermedades profesionales

Comisiones Obreras de Castilla-La Mancha denuncia un subregistro cercano al 70% de las enfermedades profesionales.

El sindicato CCOO pidió ayer una mayor implicación por parte de la administración sanitaria para descubrir las enfermedades profesionales que se asimilan como si se tratara de contingencias ocultas. Lo hizo durante un encuentro con sus delegados sindicales, algunos elegidos en recientes procesos sindicales, con los técnicos encargados de esas enfermedades profesionales, para explicar el proceso y conocer en detalle estas situaciones. A modo de ejemplo, la secretaria de Política Institucional y Salud Laboral de CCOO en la región, Raquel Payo, recordó que «el registro de enfermedades profesionales de la comunidad de Castilla La Mancha es bajísimo» en comparación con otros territorios como «la Comunidad de Navarra» donde es «como cinco veces mayor». Una diferencia de datos que ocurre pese a que Castilla-La Mancha es «la segunda comunidad» en España por número de accidentes laborales, lo que muestra que mientras está bien reconocido por el sistema lo que es un accidente laboral cuesta más el registro de las enfermedades.
El secretario provincial de CCOO, José Manuel Muñoz, recordó que el año pasado solo se comunicaron «114 enfermedades profesionales en Ciudad Real», quien puso el acento en aspecto como los 27 tumores registrados como enfermedades de este tipo cuando «hay más de 10.000 tumores que se producen por causa de determinada desempeño», según datos generales. En este sentido, Muñoz apuntó que «es una tarea de todos» y hay «una corresponsabilidad» entre representantes de los trabajadores la que tenemos los representantes, mutuas y sanidad. «Las mutuas no pueden derivar todas las enfermedades y hacer las contingencias comunes al sistema público de salud. Deben ser responsables en este proceso para que podamos seguir abordando este problema», dijo Muñoz.
Por su parte, Payo ahondó en esta idea al recordar que no abordar esta tarea es «un fracaso preventivo» ya que lo que «no está en los las estadísticas no se busca, no se investiga y por tanto no se previene». La representante regional del sindicato apuntó que «esos trabajadores son atendidos por el sistema público de salud», cuando si fueran profesionales serían las mutuas las encargadas, algo que muestra el problema económico «detrás de ese infrarregistro de las enfermedades profesionales».