El PRUG de Ruidera recibe más de 1.200 alegaciones

A. Criado
-

El PRUG del Parque Natural de las Lagunas de Ruidera ha recibido un total de 1.235 alegaciones que la Consejería de Desarrollo Sostenible estudiará "en breve" para introducir posibles modificaciones en el borrador

El PRUG de Ruidera recibe más de 1.200 alegaciones - Foto: RUEDA VILLAVERDE

La Junta Rectora del Parque Natural de las Lagunas de Ruidera informó favorablemente del texto del borrador del Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) de este espacio protegido en una reunión celebrada el 8 de mayo. En el proceso de información pública, que se amplió hasta el pasado 17 de julio, la Administración regional ha recibido 1.235 alegaciones, aunque desde la Consejería de Desarrollo Sostenible explican que la inmensa mayoría (alrededor de 1.190), principalmente de propietarios y usuarios del parque, «se corresponden con modelos estandarizados que se han puesto para su firma en ayuntamientos y establecimientos públicos». El resto, apuntan las mismas fuentes, todavía están sin ordenar definitivamente y se corresponden con administraciones locales, asociaciones conservacionistas, entidades varias, como la Confederación Hidrográfica del Guadiana o Fomento, y propietarios de terrenos y establecimientos de hostelería. «Este PRUG no pretende limitar ninguna de las actividades que se están desarrollando en la actualidad, aunque sí su ordenación y regulación, de acuerdo con las necesidades de los valores naturales a proteger y de la propia opinión de los sectores afectados», apostillan desde el departamento que dirige José Luis Escudero. Con el objetivo de que esta ordenación se produzca de la forma más integrada posible con los vecinos, fundamentalmente de Ossa de Montiel, Ruidera y Argamasilla de Alba, la Junta de Comunidades convocó adicionalmente reuniones con la asociación de vecinos del parque y con los representantes de los ayuntamientos, con el fin de «consensuar lo máximo posible el contenido del PRUG y asegurar el desarrollo socioeconómico de la zona de forma compatible con la conservación de los recursos naturales». La Consejería de Desarrollo Sostenible informa de que «en breve» se procederá al estudio y valoración del contenido de las alegaciones presentadas, y «de acuerdo con este contenido y con las conclusiones que se vayan obteniendo de las reuniones mantenidas, se incorporarán al texto del Plan Rector de Uso y Gestión las modificaciones que proceda». En función de la trascendencia de las modificaciones, si éstas se consideraran sustanciales, «se valoraría un nuevo sometimiento a información pública». Recuerdan, en este sentido, que el borrador definitivo deberá someterse aún al Consejo Asesor de Medio Ambiente de Castilla-La Mancha. Una vez finalizados estos trámites, tras el informe del Servicio Jurídico, el texto deberá aprobarse por Orden del Consejero de Desarrollo Sostenible. Hay que recordar que la tramitación de la revisión del PRUG del Parque Natural de Lagunas de Ruidera se inició el 14 de noviembre de 2016 a través de una resolución de la Consejería de Medio Ambiente, dirigida entonces por Francisco Martínez Arroyo. Durante 2018 se llevó a cabo mediante asistencia externa (Fundación Savia) el proceso de participación pública para la elaboración del borrador y tras este proceso, se elaboró el borrador para su sometimiento a información pública. Se estableció un periodo de un mes, pera ante el interés suscitado entre los interesados se amplió el plazo para formular alegaciones hasta el pasado 17 de julio. Durante este proceso, debido a las desavenencias con el grueso del borrador, se constituyó la Asociación de Vecinos del Parque Natural de las Lagunas de Ruidera. Un colectivo que encargó a un gabinete de ingeniería agroforestal de Albacete (Ingeaf) un documento de alegaciones que presentó hace unos días a la Administración autonómica. El texto recoge de forma desglosada todas las actuaciones con las que no están de acuerdo los vecinos y empresarios, que consideran que este PRUG supondrá el «estrangulamiento económico» de la zona y la «pérdida de puestos de trabajo», contribuyendo a avivar el fenómeno de despoblación que sufre la comarca desde hace años.