«Lo que me ha pasado es parte del deporte»

Manuel Espadas
-

Entrevista con Juanjo Fernández, ciudadrealeño del Ademar de León que comienza la pretemporada después de dejar atrás ocho meses de convalecencia tras su cuarta operación en cinco años

Juanjo Fernández, en la plaza Mayor de Ciudad Real. - Foto: Tomás Fernández de Moya

Este verano se ha vuelto a repetir la instantánea. Juanjo Fernández acude sonriente a su cita con La Tribuna en vísperas de comenzar con más ganas que nunca la pretemporada, después de haber estado muchos meses convaleciente por una lesión. La misma imagen y preguntas muy parecidas, con respuestas similares. Y es que, pese a que acaba de dejar atrás su cuarta operación (una en el hombro izquierdo, dos en el derecho y otra más en un tobillo) en sólo cinco años, el jugador ciudadrealeño del Ademar León no ha perdido su optimismo y fortaleza moral, algo que transmite a los que le rodean. Ahora, con su hombro izquierdo ‘nuevo’, sueña con poder hacer un gran año en la pista y no volver a pisar ni la enfermería ni, por supuesto, un quirófano. Ya le toca.


¿Cómo está de su hombro? 
Perfecto. Ya llevaba unos meses entrenando con el equipo en la pista, pero evitando el contacto. Ahora ya tengo el alta médica y podré empezar la pretemporada como uno más.

 

«Lo que me ha pasado es parte del deporte»
«Lo que me ha pasado es parte del deporte» - Foto: Tomás Fernández de Moya
¿Dispuesto a hacer un buen año con el Ademar? ¿Cuál es el objetivo?
Dispuesto a hacer un gran año con el Ademar, y que me llame la selección española -sonríe-. El objetivo es pelear por el subcampeonato liguero, intentar sorprender al Barcelona si es posible y acceder a la fase de grupos de la Copa EHF. 


¿Esta convalecencia ha sido más o menos dura que las anteriores?
Creo que la he llevado mejor. Quizás porque ya no es la primera vez. Además, la operación en la clínica Cemtro fue muy bien y las etapas en la recuperación han sido fluidas, amenas y con continuos progresos. 


¿Tuvo algún momento de debilidad tras volver a caer lesionado? ¿Se le pasó por la cabeza dejar el balonmano?
Nunca. El único momento en el que me derrumbé fue en el momento de la lesión. En el hospital también te da por pensar, pero después te mentalizas. Además, todos se vuelcan para apoyarte y así es más fácil. 

 

(el resto de la entrevista, en la edición impresa)