Los nuevos pensionistas recortan diferencias con los salario

C. de la Cruz
-

Las altas en el sistema público de pensiones cuentan con una prestación de 1.305 euros al mes, 471 menos que la retribución de los trabajadores, aunque la pensión media, con 1.084 euros, está todavía muy lejos

Los nuevos pensionistas recortan diferencias con los salario - Foto: Fotos Rueda Villaverde

La pensión media mensual por jubilación se ha revalorizado un 58,2 por ciento en la provincia desde 2005, una subida que en el caso de los asalariados apenas supera el 11,3 por ciento. No obstante, este dispar crecimiento no se ha traducido en un ‘sorpasso’ por parte de las prestaciones recibidas tras el retiro laboral, y es que el punto de partida económico de las pensiones partía hace catorce años en apenas 652 euros.
De acuerdo a la serie cronológica del Instituto Nacional de la Seguridad Social, la pensión media por jubilación en Ciudad Real se situó en 2018 en 1.032,54 euros, una cifra que en los datos actualizados a 1 de diciembre del presente año ascendía a 1.085,45 euros, 58 euros menos que una media nacional en la que toman parte los más de seis millones de pensionistas.
Eso sí, la brecha se recorta sensiblemente en el caso de las nuevas altas de pensiones contributivas, que, a falta de datos por provincias, se sitúa en 1.305 euros al mes en el conjunto de España, mientras que en la región el salario medio de un trabajador fue de 1.776 euros el pasado año, de acuerdo a los datos del Instituto Nacional de Estadística. Y eso que las retribuciones de las personas que finalizaban su vida laboral ha descendido, ya que en 2015 la media mensual fue de 1.342 euros. Con todo, desde 2014 se ha estabilizado esta prestación por encima de los 1.300 euros.
La diferencia entre nuevos pensionistas y trabajadores radica en que las personas que acceden al sistema público de pensiones provienen, en su mayoría, de un mercado laboral más estable y previo a  una reforma laboral y a una crisis económica que ha aumentado los índices de temporalidad de los trabajadores y devaluado los salarios. Así, del trabajo fijo y estable se ha pasado a la contratación temporal, que en noviembre alcanzó el 92,6 por ciento en la región.  


Otras prestaciones. Las pensiones por jubilación son las que han contado con una mayor revalorización (58,2 por ciento). La pensión media por incapacidad permanente se situó en 2018 en 862,57 euros al mes, un 27,3 por ciento más que en 2005. En el caso de la viudedad, el pasado año alcanzó los 679,8 euros al mes, un 39,5 por  ciento más que trece años atrás, mientras que la de orfandad contó con 398,85 euros mensuales, un 31 por ciento más que en 2015.