El bloqueo para formar gobierno amenaza el avance en obras

I. Ballestero
-

La Plataforma Intermodal de Alcázar, el desarrollo del polígono Sepes y el Plan 2025 en la capital o la alta velocidad Madrid-Jaén sufrirían el retraso de otras elecciones

El bloqueo para formar gobierno amenaza el avance en obras - Foto: TOMÁS FERNÁNDEZ DE MOYA

os en los que instalar su puerto seco. Por ejemplo, también, de los movimientos en el Gobierno de España dependen algunas de las inversiones pautadas en el Plan de Modernización 2025 para la capital, que tiene sobre la mesa también el desarrollo del Polígono Sepes. Y por supuesto también está en el aire los avances en proyectos ‘eternos’ del territorio, como la alta velocidad entre Madrid y Jaén, las fases finales de la Tubería a la Llanura Manchega o el largo bloqueo que sufre la continuación de la A-43 hacia Extremadura.  
Todas esas inversiones necesitan a los ministerios como socios obligatorios para su desarrollo. Quizá el mejor ejemplo de lo que puede suponer la parálisis por la interinidad del Ejecutivo sea la proyección del puerto seco en Alcázar de San Juan, después de una semana en la que ha visto muy allanado el camino hacia su conversión en una realidad. El impulso que supone para la Plataforma Intermodal el cambio del Plan de Ordenación Municipal aprobado por la Comisión Regional de Urbanismo en la primera cita de la nueva legislatura se diluye cuando la vista se eleva hacia el Gobierno central y se comprueba que, por el momento, donde debiera haber un interlocutor hay una pared. Alcázar ya tiene los terrenos que necesitaba para convertir su amplio esqueleto ferroviario en un nudo logístico para el paso de mercancías, pero necesita el empuje económico de un Gobierno que, por el momento, sigue en funciones.
Alcázar es sólo un botón de muestra de lo que puede suponer para la provincia la repetición de unas elecciones. También tiene la vista puesta en las negociaciones del Ejecutivo central la capital de la provincia, que debiera haber afrontado con el Ministerio de Fomento el hecho de que no hubiera inversión en los presupuestos para la rotonda peatonal entre Ciudad Real y Miguelturra, cuando se contemplaba un millón de euros. Junto a ello, el Estado y la capital tienen que resolver también el desarrollo del Polígono Oretania, para el que el equipo de Gobierno de Ciudad Real lleva meses diciendo que cuenta con empresas interesadas en radicarse en él pero que continúa como estaba a finales del año pasado: esperando un gesto en forma de inversión que le haga convertirse en realidad.
Eso en cuanto a los proyectos más novedosos, porque 2019 podría ser un nuevo año perdido en algunas actuaciones que la provincia reclama desde hace tiempo, que incluso se llegaron a emprender, pero que continúan durmiendo el sueño de los justos. La alta velocidad entre Madrid y Jaén, que a su paso por la provincia reunía las más importantes partidas del presupuesto fallido de Pedro Sánchez para 2019, o la licitación y la inversión en las dos fases que restan por ejecutar de la Tubería a la Llanura Manchega, podrían sumar un nuevo año en blanco en materia de ejecuciones.
La obligación de repetir unas elecciones por la imposibilidad de formar gobierno llevaría al Ejecutivo en funciones al menos hasta el mes de septiembre para su celebración, y un resultado igualmente incierto o que obligue a negociaciones que se dilaten en el tiempo podrían hacer que 2019 fuera un año en falso.