Arhoe exige el cambio del huso horario y una jornada laboral que acabe a las seis

A. Criado
-
Momento de la clausura del Congreso `España en hora´. - Foto: Tomás Fdez. de Moya

Subraya que una inadecuada gestión del tiempo puede derivar en riesgos físicos y psíquicos y, como tal, en «una vida menos feliz»

El Congreso Nacional para racionalizar los horarios, que acogió hasta ayer el Antiguo Casino de Ciudad Real, finalizó minutos antes de las dos de la tarde con la aprobación por unanimidad de un 11 demandas que trasladarán en los próximos días a las distintas administraciones. Exigen, empezando por el Gobierno de España, que «cumplan el Plan Concilia de 2005 y la resolución de 28 de diciembre de 2008 de la Secretaría de Estado de Administraciones Públicas, que señala que la jornada laboral debe finalizar a las seis de la tarde».

'prime time' y descanso. Además, la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles (Arhoe) demanda que España adopte ya el huso horario que le corresponde conforme a su situación geográfica, el del meridiano Greenwich; que las televisiones públicas y privadas finalicen sus programas de máximas audiencias antes de las 23.00 horas, al igual que los espectáculos; y que en las escuelas enseñen a los alumnos a dar valor al tiempo y a gestionarlo bien.
Otras de las reivindicaciones apuntan a la compatibilidad de la conciliación de la vida laboral, familiar y personal, y a que la corresponsabilidad y la igualdad de oportunidades sean «una realidad». También reclaman que se respete «las ocho horas de sueño necesario para el óptimo rendimiento de la mayor parte de las personas» y que exista coordinación en los horarios escolares, laborales y comerciales.
En otro orden cosas, Arhoe pide que la puntualidad sea «una exigencia ética y que se cumpla a rajatabla»; que en el mundo laboral se sustituya la cultura del presentismo por la cultura de la eficiencia, con el objetivo de «buscar la eficiencia»; y que se lleven a cabo «campañas para sensibilizar de la importancia de dar valor al tiempo y la necesidad de gestionarlo bien».
Todas estas reivindicaciones fueron aprobadas durante la clausura del Congreso, que corrió a cargo de Ignacio Buqueras, presidente de Arhoe; Nieves Alarcón, vicepresidenta primera de Ahroe y doctora de Economía en el Centro Universitario Villanueva; y Pilar Laguna, decana de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales en la Universidad Rey Juan Carlos. Demandas extraídas de las conclusiones adoptadas en las cuatro mesas redondas celebradas durante el martes y el miércoles.

conclusiones. Del primer debate, que versó sobre la gestión del tiempo y su optimización, se concluyó que la racionalización de horarios laborales actúa como «instrumento de cohesión social y de ataque a las desigualdades»; que una inadecuada gestión del tiempo puede llevar a riesgos físicos y psíquicos, que se traducen en «una menor productividad, en trastornos personales y de sueño y, en definitiva, en una vida menos feliz»; y que las prácticas racionalizadoras de horarios de las administraciones públicas y de la empresa privada deben ser más difundidas para que sirvan de ejemplo a otras instituciones.
Maternidad, paternidad y sostenibilidad económica y social fue el tema elegido para la segunda mesa redonda, que abogó por fomentar las ayudas a la maternidad y la paternidad responsables, para incrementar los índices de natalidad y para contrarrestar el envejecimiento de la población. Los ponentes también apostaron por medidas de flexibilidad horaria para facilitar la conciliación total.
La mejora de la eficiencia de las empresas como clave para potenciar la productividad, y la contemplación del trabajo como una actividad que permite adaptar el espacio, el tiempo y las relaciones a las exigencias del negocio y a las necesidades especiales, dentro del mundo globalizado en el que vivimos, fueron las conclusiones de la mesa titulada 'Horarios, nuevas tecnologías y productividad'.