Recordar para salvar vidas

Hilario L. Muñoz
-

El Centro Alöis desarrolla un simulacro para trabajar su plan de prevención de incendios con los usuarios y junto a los bomberos

Recordar para salvar vidas - Foto: Tomás Fernández de Moya

Más de 50 personas entre usuarios del espacio residencial, del centro de día y trabajados de Alöis participaron ayer en un simulacro de incendio. Un fuego simulado que comenzaba en la cocina del edificio y ante el que se llamó a los bomberos, que tardaron menos de cinco minutos en llegar al edificio y sofocarlo. La directora del centro, Inés Campillo, recordó la importancia de trabajar estos conceptos de prevención en el inmueble como «sectorizar la zona donde está el foco del incendio» y que el resto de usuarios y trabajadores se muevan a otra parte, ya que el edificio cuenta con sus puertas antihumo y antiincendios. 
El sargento del parque de bomberos de la capital, José Sánchez, que atendió la llamada del simulacro, recordó que en estas actuaciones es clave que «todo el mundo sepa lo que tiene que hacer» y más en casos residenciales como el de Alöis donde la labor de los trabajadores es fundamental. De hecho este simulacro, incluido dentro de la semana de prevención, es el segundo que se celebra en la capital en centros residenciales, hace unos días se hizo en Autrade. En su recorrido por el centro, el sargento explicó que hay varios tipos de extintores y aspectos claves como que al utilizarlo «nunca se debe perder la visión de la salida», porque con el polvo del extintor y el humo puede provocar desorientación.