La primera operación salida de verano se salda con 2 muertos

LT
-
La primera operación salida de verano se salda con 2 muertos - Foto: Rueda Villaverde

Ciudad Real fue la provincia de Castilla-La Mancha más castigada por los accidentes mortales en la primera gran operación de tráfico que se pone en marcha con motivo del verano 2019

Ciudad Real fue la provincia de Castilla-La Mancha que encabezó las cifras de siniestros mortales en la primera gran operación especial de tráfico con motivo del verano y que se saldó con dos fallecidos en Calzada de Calatrava y en Alcázar de San Juan, según informó ayer la Delegación del Gobierno que hizo balance de las cifras que deja la primera escapada veraniega.
En total, en los cuatro días durante los que se prolongó el periodo de vigilancia de la Guardia Civil de Tráfico en la primera fase de la operación Verano 2019, en las carreteras de la provincia se contabilizaron hasta cinco accidentes de tráfico, solo por detrás de Toledo, que sumó siete siniestros en carreteras. El año pasado, en esta primera operación salida, que coincide con la llegada del mes de julio, en la provincia apenas se registraron dos accidentes, aunque la campaña de la Guardia Civil de Tráfico se prolongó un día menos: tres en 2018 y cuatro en 2019.
De esos cinco accidentes ocurridos entre el viernes 28 de junio y el lunes 1 de julio, las carreteras ciudadrealeñas fueron escenario de dos siniestros mortales que dejaron dos fallecidos. El primero, en Alcázar de San Juan, en la CM-3166, donde una persona perdía la vida atropellada y el otro, en Calzada de Calatrava, donde moría un hombre tras la salida de vía de su vehículo y el posterior vuelco.
El año pasado, la llegada operación de tráfico con motivo de la entrada del mes de julio se saldó sin víctimas mortales ni heridos graves y sólo hubo que lamentar dos heridos leves. Este 2019 tampoco ha habido que lamentar heridos de carácter grave pero sí el doble de heridos leves, hasta cuatro, según informó la Delegación del Gobierno.
Las dos víctimas mortales registradas en Ciudad Real fueron las dos únicas de toda Castilla-La Mancha en este primer fin de semana de julio, a diferencia del año anterior en el que no hubo ninguna víctima, y además se han duplicado, de nueve a 19 , el número de accidentes totales en las carreteras castellano-manchegas.
Cinco personas han sufrido heridas de gravedad, una más en relación con el año anterior, mientras que otras 21 personas han resultado heridas leves, lo que supone un aumento del 75 % con respecto al 2018.
Por provincias, en Toledo se han producido 7 accidentes con 11 heridos leves y tres graves. Además, tanto en Guadalajara como en Albacete se han registrado tres accidentes, con un resultado de un herido grave y tres leves en Guadalajara y dos heridos leves y uno de gravedad en Albacete. Por su parte en Cuenca se produjo un siniestro con un herido leve.