Cinco municipios registra más de 9.800 delitos en 9 meses

Pilar Muñoz
-

Los homicidios, los delitos de lesiones y la sustracción de vehículos ha influido en el incremento de la delincuencia

La criminalidad o, lo que es lo mismo, el número de infracciones penales, ha subido en la provincia un 8,9% de enero a septiembre respecto al mismo periodo del año anterior al registrar  9.807 hechos delictivos en 2019, frente a los 9.008 de 2018. En la capital ha subido algo más, un 9,45% al pasar  de 1.801 a 1.971.
Según los datos estadísticos de Interior, fruto de las denuncias recogidas en la provincia por la Guardia Civil y la Policía Nacional, las sustracciones de vehículos y los delitos por lesiones y riñas tumultuarias han influido en el incremento de la criminalidad junto a los delitos sexuales y en menor medida los homicidios, ya que en el resto de apartados ha habido un descenso.
Los delitos graves y menos graves de lesiones y riña han experimentado en la provincia un incremento del 16,9% al pasar de 89 en 2018 a 104 este año, entre enero y septiembre.
Las sustracciones de vehículos  han aumentado un 23,8% al registrar en el periodo objeto de análisis 52, frene a las 42 del mismo espacio de tiempo del año pasado.
También entre enero y septiembre se han cometido cuatro homicidios dolosos y/o asesinato consumado, mientras que el año pasado no hubo ninguno.
En febrero un hombre degolló a otro en el término municipal de Herencia. En mayo un hombre de 81 años murió a manos de su hijo en su vivienda de Socuéllamos y a últimos del pasado mes de julio dos hombres eran detenidos tras la muerte violenta de otro en Villarrubia. En julio hubo una tentativa de homicidio en Puertollano, frente  a los siete casos del año anterior.
Siguiendo con los hechos delictivos que han disminuido entre enero y septiembre respecto al mismo periodo del año anterior, el tráfico de drogas se coloca a la cabeza con un descenso del 19,7% en la provincia de Ciudad Real, en la capital ha sido del 20%, del 40% en Valdepeñas, del 50% en Puertollano, del  60% en Tomelloso y del 100 en Alcázar de San Juan.
Los robos con violencia e intimidación han caído un 8,8% en la provincia (de 102 se ha pasado a 93), al igual que los robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones (696 a 635) y un 3,6% los hurtos (de 422 a 407). Ciudad Real capital es donde más robos en viviendas y establecimientos se han cometido entre enero y septiembre: 112. En cuanto a los robos fuerza en domicilios han aumentado un 2,9% en la capital al pasar de 69 a 71.