Empiezan a retirar los gatos del Prado y otras colonias

Pilar Muñoz
-

De momento han sido capturado seis en la zona «conflictiva» y llevados a la antigua protectora de animales para que pasen la cuarentena tras ser vacunados y desparasitados por el veterinario

Empiezan a retirar los gatos del Prado y otras colonias - Foto: Fotos Rueda Villaverde

El Ayuntamiento de Ciudad Real ha empezado a retirar los gatos de los Jardines del Prado y de otras colonias donde se habían asentado en buena medida porque algunas personas les llevaban comida, hecho que está prohibido, según la Ordenanza de Limpieza, y que también atrae a las ratas originando problemas. Según ha podido saber La Tribuna, la captura de gatos comenzó el pasado fin de semana en el Prado con la instalación de jaulas trampa en la zona donde se encuentran estos felinos.
La concejala de Medio Ambiente, Mariana Boadella, tras confirmar a este diario la información, explicó que «se ha comenzado a actuar» conforme al convenio suscrito con la asociación Gatómicas para proteger a los gatos abandonados que han formado grandes colonias en los Jardines del Prado y en los solares de particulares que se encuentran en la calle Postas y en los antiguos juzgados. «Se les captura y se les lleva a un refugio habilitado», indicó la concejala tras reconocer que habían causado problemas de convivencia al no estar controlados ni en condiciones de salubridad adecuadas. De ahí que se haya empezado en la zona más «conflictiva» por el número: el Prado. Se han capturado seis gatos, «dos son adoptables», añadió la responsable de la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Ciudad Real, quien aprovechó la ocasión para hacer un llamamiento ya que la idea es promover la adopción de los animales que estén bien. Llegado a este punto, hizo hincapié en que tras recogerlos y llevarlos al refugio tienen que pasar la cuarentena después de ser examinados por el veterinario, vacunados y desparasitados. 
Mariana Boadella, en declaraciones a este diario, recordó que se ha habilitado la antigua protectora de animales que se ubicaba en el Camino de Sancho Rey e insistió en que la primera opción es que se puedan adoptar una vez que han pasado todos los controles, es decir, que no están enfermos. 
Se trata de concienciar sobre la importancia del control de colonias (plan CES), del abandono de estos animales que precisamente por ello pueden ser maltratados y heridos. Además, la gente que le lleva comida puede causarles problemas, enfermedades, reitera la concejala de Medio Ambiente tras remarcar que esa comida también atrae a las ratas generándose un serio problema en la zona. De ahí que se haya empezado a retirar los gatos de dichas colonias con el fin de que estén cuidados y puedan ser examinados por el veterinario.