scorecardresearch

Un perla colombiana con raíces herencianas

latribunadeciudadreal.es
-

Jhonier se lleva el balón en un partido con el Leganés - Foto: LT

Cumplir un sueño nunca es fácil. Jhonier Germán Vargas Sanclemente lo sabe muy bien, y así cada día afronta una agenda extenuante entre clases y entrenamientos que no le permite regresar a casa hasta superadas las 11 de la noche. Tanto esfuerzo con apenas quince años tiene una finalidad: convertirse en un futuro en futbolista profesional.

Este herenciano de adopción, que llegaba a tierras ciudadrealeñas desde Colombia cuando apenas tenía diez meses, es un claro ejemplo de que el trabajo da sus frutos. Tras dar sus primeros toques en Herencia, donde llegaron sus padres por motivos de trabajo, y formarse durante una temporada en la escuela de fútbol de Alcázar de San Juan, Jhonier decidió realizar unas pruebas en el Atlético de Madrid, Albacete y Leganés. Superó una primera criba en el Atlético de Madrid, aunque el club rojiblanco no le volvería a llamar; podría haber continuado su carrera en Albacete, pero las condiciones económicas impidieron que Jhonier pudiera costearse su estancia en la ciudad manchega, y así finalmente se decidió por el CD Leganés, destino que le permitía vivir con su tía en Alcobendas.

Y a base de tesón se ha convertido en una de las grandes perlas de la cantera pepinera, en cuyo cadete ha sumado 27 goles en 19 partidos disputados y se sitúa como el ‘pichichi’ provisional de su categoría, perseguido muy de cerca con 26 tantos por Gerónimo Gatti, hijo del conocido exportero argentino Hugo Gatti.

En esta estadística se suma el hecho de que aún no ha recibido ninguna tarjeta amarilla, y es que Jhonier subraya que «mi padre me ha enseñado que debo practicar siempre el juego limpio y además a no protestar nunca a los árbitros».

Se define como un delantero «luchador, voy a por todas», y al que no le falta «velocidad y regate», aunque «mi principal arma es el juego aéreo. Voy bien de cabeza». Otros equipos superiores del CD Leganés le han llamado en varias ocasiones para sumarse a los entrenamientos, pero los horarios le han impedido aprovechar esta oportunidad, ya que para trasladarse desde Alcobendas, su lugar de residencia, emplea en ocasiones más de una hora.

 Jhonier se declara como un seguidor culé de los pies a la cabeza, y como ídolo no duda en referirse a Falcao, el delantero colombiano del Manchester United.

El objetivo de este ‘herenciano’, como él mismo se califica, es defender también los colores de su país de origen, Colombia, en el próximo Mundial sub 17 que se celebrará del 17 de octubre al 8 de noviembre en Chile. «Sería un sueño», reconoce Jhonier. Confía en llamar la atención de los delegados federativos de Colombia y, de momento, va por buen camino.