Los delitos de índole sexual aumentan más de un 14%

Pilar Muñoz
-

En la provincia de Ciudad Real se han denunciado en los nueve primeros meses del año nueve delitos de agresión sexual con penetración, un 125% más que en 2018

Los delitos de índole sexual aumentan más de un 14% - Foto: RUEDA VILLAVERDE


Más de ochenta personas han denunciado entre enero y septiembre de este año ser víctimas de delitos de índole sexual, un 14,1 por ciento más que en el mismo periodo del pasado ejercicio. De los 81 casos denunciados, 9 fueron agresiones sexuales con penetración y 72 hechos delictivos contra la libertad e indemnidad sexual (acoso, abuso, violación...). El término indemnidad sexual se utiliza principalmente para referirse a delitos sexuales que afectan a menores de edad.
Los últimos datos de criminalidad que acaba de dar a conocer el Ministerio del Interior evidencian que los delitos de índole sexual, lejos de disminuir, siguen aumentando en la provincia de Ciudad Real, siendo en muchos casos la víctima menor de edad. La mayoría se comete en el entorno familiar o cercano y a veces el menor pasa a estar bajo la tutela de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.
Tanto la Fiscalía Provincial como el gabinete jurídico de la Junta tienen varios casos abiertos por abusos sexuales a menores en el ámbito familiar. Según ha podido saber La Tribuna, una menor está tutelada por la Junta tras descubrirse que estaba siendo víctima de malos tratos y de abusos. La menor tiene 12 años y su padrastro, según las investigaciones realizadas, la sometía presuntamente a abusos sexuales. Precisamente este será uno de los primeros juicios a celebrar en la Audiencia Provincial de Ciudad Real el próximo mes enero.
La mayor parte de las víctimas son mujeres, ya sean mayores o menores de edad. Ciudad Real capital concentra entre enero y septiembre el mayor número de denuncias por delitos de naturaleza sexual con 16 casos, dos de ellos agresiones sexuales con penetración y el resto hechos delictivos contra la libertad e indemnidad sexual. Estas denuncias representan un 14,3% más respecto al mismo periodo de tiempo del año pasado.
Entre los municipios de la provincia con más de 30.000 habitantes, Valdepeñas encabeza la lista con 12 delitos de índole sexual, dos  han sido agresiones con penetración. En esta demarcación también han aumentado estos hechos delictivos, concretamente un 71,2%.
En Tomelloso se han denunciado en el mismo espacio de tiempo (enero-septiembre) ocho casos contra la libertad e indemnidad sexual, uno de ellos ha sido una agresión sexual con penetración. Igualmente, han sido un 60% más que en el mismo periodo del año anterior.
Según los datos del Ministerio del Interior, Puertollano ha registrado en los nueve meses del año cuatro delitos sexuales, concretamente contra la libertad e indemnidad sexual, un 33,3% más que el año pasado.
Alcázar de San Juan es el municipio de la provincia de Ciudad      Real con más de 30.000 habitantes en el que se han denunciando menos delitos sexuales, concretamente han sido dos entre enero y septiembre. También es la única demarcación de la provincia en la que se ha registrado un leve descenso  respecto al mismo periodo del año anterior, un 60% menos.
A la vista de los datos del Ministerio del Interior, las agresiones sexuales con penetración han aumentado un 125% entre enero y septiembre (de 4 a 9) en relación al mismo espacio de tiempo del año pasado. El resto de delitos contra la libertad e indemnidad sexual se han incrementado un 7,5%.
Del informe se desprende un significativo incremento en las denuncias de delitos sexuales y también de forma especial en aquellos relacionados con la ciberdelincuencia sexual. Este aumento influye evidentemente en la subida  la criminalidad. Pero también hay que poner los datos en relación con las políticas activas de concienciación hacia las víctimas y a la importancia de denunciar.  Magistrados y fiscales coinciden en que no hay más casos, sino que ahora se denuncia más.  Las víctimas sufren un daño que arrastran toda la vida aunque se genere de forma desigual, es decir, que algunas sean capaces de superarlo antes que otras. En cualquier caso, los abusos sexuales y las violaciones marcan de por vida a la persona como se evidencia cada semana en las salas de vistas de la Audiencia Provincial de Ciudad Real. La radiografía de estos delitos que ha realizado la Secretaría de Estado de Seguridad con datos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado determina que el mayor número de víctimas que ha denunciado una violación tienen entre 18 y 30 años y que también casi todas no tenían ninguna relación con su agresor.