Los 12 custodios

Nieves Sánchez
-

De espaldas, con la mirada clavada en la Custodia, sobre sal y serrín de muchos colores, 12 hombres vuelven a bailar la danza de la fe por las calles de Porzuna

Los 12 custodios - Foto: Rueda Villaverde

Rectos, con semblante serio y danzando durante una hora hacia atrás para no perder de vista al Santísimo Cuerpo de Cristo. La fe manda sobre una tradición que no se pierde cuando existen personas que se encargan de custodiarla. En Porzuna, cada mes de junio, antes de que caiga el sol el Día del Señor, 12 hombres salen danzando de espaldas al camino sobre la sal y el serrín de mil colores, con pañuelo anudado a la frente, mantón y castañuelas. «No hay otro lugar donde el Corpus se viva igual», decían a las puertas de la parroquia un grupo de hombres y mujeres, vestidos con sus mejores galas, de domingo, esperando que arrancara a andar la procesión del Corpus Christi,  encabezada por los niños que han hecho la Primera Comunión este año, que caminaban de blanco impoluto arrojando pétalos de rosa en un ambiente con olor a flores.

La rondalla empezaba a afinar sus instrumentos cuando alrededor de la parroquia empezaba a concentrarse la gente. El momento más emotivo, el más esperado, llegó a las ocho de la tarde, cuando el templo abrió sus ojos y de ella salieron danzando los guardianes de la fiesta más popular y conocida de Porzuna. El Corpus acababa de empezar a caminar custodiado.

El pasacalles empezó cuando los danzantes aún bailaban en el interior del templo. La rondalla hacía sonar las guitarras y bandurrias y la fe se ponía en marcha al ritmo que marcaban los guardianes con sus cuatro filas, dispuestos en cuatro filas , hilvanando cruces entre ellos. A ciegas, como marca la tradición, los 12 custodios del Santísimo Cuerpo de Cristo avanzaban por unas calles repletas de vecinos y visitantes, para contemplar uno de los espectáculos más llamativos de esta festividad en la provincia, declarado Fiesta de Interés Turístico Regional.

Los 12 custodiosLos 12 custodios - Foto: Rueda Villaverde

Unos 800 sacos de serrín se habían vertido la noche de antes sobre el cemento configurando armónicas figuras y bellas composiciones para engalanar las calles por donde discurría la procesión y acompañar a los guardianes de la tradición, que bailaron frente a los diez altares que disponen los vecinos, donde se quedaban de rodillas hasta que el sacerdote rezaba unas oraciones y se reiniciaba nuevamente la marcha hacia atrás con la vista clavada en la Custodia. Así durante todo el recorrido ante el orgullo de un pueblo que vive su fiesta con devoción.

Los porzuniegos asistieron fieles al Corpus, inmortalizando con sus móviles cada momento de la danza más arraigada, sin separar sus ojos de los danzantes, los 12 guardianes que mantienen vivo cada año el peso y el paso de la fe.

Más fotos:

Los 12 custodios
Los 12 custodios - Foto: Rueda Villaverde
Los 12 custodios
Los 12 custodios - Foto: Rueda Villaverde
Los 12 custodios
Los 12 custodios - Foto: Rueda Villaverde
Los 12 custodios
Los 12 custodios - Foto: Rueda Villaverde
Los 12 custodios
Los 12 custodios - Foto: Rueda Villaverde
Los 12 custodios
Los 12 custodios - Foto: Rueda Villaverde
Los 12 custodios
Los 12 custodios - Foto: Rueda Villaverde
Los 12 custodios
Los 12 custodios - Foto: Rueda Villaverde
Los 12 custodios
Los 12 custodios - Foto: Rueda Villaverde
Los 12 custodios
Los 12 custodios - Foto: Rueda Villaverde
Los 12 custodios
Los 12 custodios - Foto: Rueda Villaverde
Los 12 custodios
Los 12 custodios - Foto: Rueda Villaverde
Los 12 custodios
Los 12 custodios - Foto: Rueda Villaverde
Los 12 custodios
Los 12 custodios - Foto: Rueda Villaverde
Los 12 custodios
Los 12 custodios - Foto: Rueda Villaverde
Los 12 custodios
Los 12 custodios - Foto: Rueda Villaverde
Los 12 custodios
Los 12 custodios - Foto: Rueda Villaverde
Los 12 custodios
Los 12 custodios - Foto: Rueda Villaverde
Los 12 custodios
Los 12 custodios - Foto: Rueda Villaverde
Los 12 custodios
Los 12 custodios - Foto: Rueda Villaverde
Los 12 custodios
Los 12 custodios - Foto: Rueda Villaverde
Los 12 custodios
Los 12 custodios - Foto: Rueda Villaverde
Los 12 custodios
Los 12 custodios - Foto: Rueda Villaverde