Desciende la prevalencia de tuberculosis hasta el 16,14%

Ana Pobes
-

UPA CLM indica que se está trabajando por el buen camino, ya que el territorio ha bajado cinco puntos en el primer semestre en relación al mismo periodo de 2018

Desciende la prevalencia de tuberculosis hasta el 16,14% - Foto: Fotos Rueda Villaverde

La Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha acogido la reunión técnica de tuberculosis en la que se abordaron cuestiones de relevancia para el sector ganadero de la provincia. Se  trata de un grupo de trabajo que se creó a petición del consejo agrario con el objetivo de realizar un seguimiento de esta enfermedad en los animales para lograr su control y erradicación. Y con ese objetivo, se reunió la nueva mesa de trabajo, y que conforman representantes ganaderos a través de asociaciones de vacuno de leche, integrantes de asociaciones cinegéticas, investigadores y miembros de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA).
Así, los datos aportados por la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural reflejan que en la provincia de Ciudad  Real ha descendido la prevalencia de la tuberculosis bovina en los primeros seis meses del año en relación al mismo periodo de 2018. Y lo ha hecho situándose en un 16,14 por ciento, lo que significa una bajada de seis puntos en relación al año anterior, donde en el periodo de enero a junio la prevalencia de esta enfermedad se situaba en un 22,26 por ciento. El técnico de UPA CLM, Julio Alberto Corrochano, presente en la reunión,  achaca este descenso «al buen trabajo que se está realizando por parte de los ganaderos, por lo que con estos datos sobre la mesa no hay duda de que se está trabajando en el buen camino». Unas cifras «positivas», que desde la organización agraria confían en que se registren también a final de campaña, pues Corrochano recuerda que «aún estamos en el ecuador». Por ello, y ante esta situación, «es importante que los ganaderos dispongan de información suficiente sobre la tuberculosis en Castilla-La Mancha».
A nivel regional, en todas las provincias baja prevalencia, excepto en Albacete que «al tener pocas explotaciones una nueva positiva supone un aumento». En el caso de la incidencia, es decir, nuevas explotaciones positivas, también se ha observado un descenso «muy acusado» pasando del 14,93 por ciento en 2018 al 3,21 en 2019, por lo que se puede decir que «el año pasado se tocó fondo y que tanto este año como los siguientes la prevalencia bajará».
En relación con el número de explotaciones sobre las que se ha actuado en lo que va de año, «el grado de cumplimiento es mayor que el año pasado», ya que a a fecha de 15 de junio se han chequeado 1.648 explotaciones sobre el total previsible a chequear en todo el año y que alcanzarán las 2.475. En comparación a 2018, el número de explotaciones en las que se actuó a fecha de 30 junio fueron 1.477.
Por todo ello, se ha comprobado que el número de positivos va en «constante decrecimiento», con lo  cual desde la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) y en palabras de uno de sus técnicos, Julio Alberto Corrochano, se insiste en que los ganaderos están trabajando «bien y mucho» para alcanzar las cotas más altas de reducción de la enfermedad.