Un «curso vacío» en el que siguen los recortes en educación

C. de la Cruz
-
Un «curso vacío» en el que siguen los recortes en educación - Foto: Pablo Lorente

ANPE lamenta que el periodo lectivo que llega a su fin no haya supuesto un cambio significativo en la recuperación de derechos y pide mejoras para el siguiente

El sindicato ANPE pide un deseo de cara al próximo curso escolar: acabar con los recortes que afectan a la educación pública de la región. Entre los principales puntos que reclaman se encuentra el incumplimiento de la Consejería de Educación en la bajada de ratios para el curso 2019-2020: las unidades serán de 25 alumnos para Infantil y 1º a 3º de Primaria; 28 alumnos para 4º a 6º de Primaria; 30 alumnos en 1º y 2º de ESO, 35 alumnos 3º y 4º de ESO; y 40 en Bachillerato, cuando el compromiso del Gobierno regional era de contar con una ratio máxima de 25 alumnos en Educación Infantil y Primaria, de 30 en Secundaria y de 32 en Bachillerato. Esta reivindicación, denunciada por ANPE junto al resto de sindicatos de la Mesa Sectorial, se une a la de los horarios lectivos, con la petición de un máximo de 18 horas en centros de Enseñanzas Medias y 23 horas lectivas en centros de Infantil, Primaria y Educación Especial. Estos supuestos ya aparecen recogidos en la Ley 4/2019, del pasado 7 de marzo, por lo que el sindicato expone el incumplimiento legal consecuente en el caso de mantener los actuales recortes.
Así, las ratios y los horarios se unen a las sustituciones, la reducción del exceso de burocracia, la recuperación de apoyos en Educación Infantil y Atención a la Diversidad o la regulación del Acuerdo Itinerancias, entre otros puntos, para calificar este periodo lectivo de «curso vacío», tal y como lo definía ayer la presidenta provincial de ANPE, Mónica Sánchez de la Nieta, que exponía que los logros conseguidos, la «recuperación salarial y las plazas de Oferta de Empleo Público», así como «los avances en conciliación», no eran suficientes dentro del balance sobre el curso escolar que llega a su fin.
provincia. En el caso concreto de Ciudad Real, la secretaria provincial de Comunicación, Gema Castro, manifestaba que el objetivo de ANPE es llegar a 8.000 docentes, dato que situaría el número de maestros y profesores en niveles de 2010. Castro explicó que «en la provincia tenemos 7.000 docentes, una cifra que apenas ha superado en unas decenas el curso anterior».
Entre otros problemas, Castro también señaló la necesidad de «recuperar los apoyos a la diversidad» en la educación pública, que cuenta «con un 10% más de alumnos extranjeros que los centros concertados»; los apoyos también en Infantil; las reformas en centros educativos y un «servicio profesional y que atienda las necesidades reales» frente a la agresiones por parte de la Administración, ya que «el Defensor del Profesor ha atendido 20 casos este curso».
En el caso concreto de las reformas, dentro del plan de mejoras de los edificios públicos, desde ANPE también se hizo hincapié en la necesaria prevención para evitar el deterioro de los mismos. Además, Castro también señaló que «quedan obras por hacer», y sobre los comedores señaló que «consideramos necesario que deben concederse las solicitudes que sean viables porque así podrá concurrir en las mismas condiciones de escolarización que los centros de alrededor». En el curso 2019-2020, avanzó ANPE, habrá seis nuevos comedores en la provincia.