Los alumnos de 3º de Primaria alcanzan un nivel "muy alto"

Ana Pobes
-

Expresión escrita y matemáticas son las pruebas en las que mejores resultados obtuvieron los alumnos, un total de 5.050, de los que, sin embargo, un 10% repitió

Los alumnos de 3º de Primaria alcanzan un nivel "muy alto" - Foto: Rueda Villaverde

Más del 40 por ciento de los alumnos que cursaron tercero de Primaria en el curso 2018-19 alcanzaron un nivel «muy alto». Es una de las conclusiones del informe del Desarrollo y Aplicación de la Evaluación Final de tercero de Primaria elaborado por la Consejería de Educación y en el que se refleja, además, que entre el 80 y el 90% de los alumnos, dependiendo de la prueba en cuestión, muestra tener un nivel «destacable» y haber asimilado a la perfección los conceptos propios para su curso escolar.  
Para llevar a cabo este informe de evaluación se han realizado a los 5.050 alumnos matriculados en la provincia durante el curso 2018-19  en tercero de Primaria pruebas individualizadas en las que se combinan diferentes formatos con el objetivo de diagnosticar el progreso del alumnado y establecer medidas de mejora por parte de los equipos docentes, directivos y administración educativa. De tal forma que los resultados de los exámenes se evalúan en cinco niveles distintos y en los que los menores muestran sus conocimientos en matemáticas (cálculo y resolución de problemas) y competencia lingüística (compresión oral y escrita, y expresión oral y escrita).
Y con esos exámenes y pruebas como base, el informe recoge que  en la prueba de rendimiento en comunicación lingüística (compresión oral y escrita) solo un dos por ciento de los alumnos se situó en el nivel 1 (competencia inferior) y el más bajo, mientras que el 42% se situó en los niveles más altos (4 y 5). El nivel 2 determina un nivel muy básico al que corresponde a tercero de Primaria, situándose en este examen el 18% de los alumnos y el nivel 3, que determina el logro competencial adecuado, en este caso se encontró un 39% del alumnado.
 Sobre la prueba de expresión escrita, destaca que el 66% se sitúa en los niveles más destacados (nivel 4 y 5) y solo el 11% muestra «un nivel competencial inferior», lo que demanda una intervención para la mejora en el logro de la competencia. Asimismo, en la prueba de expresión oral solo el 2% correspondiente al nivel 1 es capaz de utilizar los elementos básicos de las intervenciones comunicativas (entonación, pronunciación y vocabulario) y el nivel cinco, es alcanzado por un 38%. En cuanto a la prueba de competencia matemática, destaca que un 45 por ciento se encuadra en los valores más altos y el 16 en los más bajos.
De esos más de 5.000 estudiantes, un 10 por ciento era repetidor   y el 94 por ciento tenía nacionalidad española, el resto, un seis por ciento, eran extranjeros. En este sentido, la provincia de Cuenca, con un 13 por ciento de repetidores, lideraba el ranking con más alumnos repitiendo curso en Castilla-La Mancha y se posionaba también en el primer lugar como la provincia con más alumno extranjeros de entre los más de 21.000 que en toda la región realizaron estas pruebas de nivel. Lo que sí había en todas las provincias era paridad en cuanto al número de estudiantes. En el caso concreto de Ciudad Real, el 49 por ciento eran alumnas y el 51 por ciento varones, términos que variaban muy poco en el resto de la región.
En el ámbito provincial, el informe recoge también las características del colegio en el que estaban matriculados. En Ciudad Real, el 66 por ciento lo hacía en un centro público de gran tamaño; el  14 por ciento en un centro público pequeño y el 20 por ciento restante estaba inscrito en un centro privado o concertado. Además de todos estos datos, el informe recoge otra información curiosa como que el alumno matriculado en la región era de 21.776, siendo Toledo con 8.062 la provincia con más alumnos matriculados en esta fase educativa.  Pero también como curiosidad destaca que el Gobierno regional destinó más de 73.000 euros a gastos de material de papel e impresión para la realización de las pruebas.