ANPE cree que los datos están «maquillados»

Ana Pobes
-

El sindicato docente aboga por unas pruebas comunes y coordinadas con el resto de regiones para conocer «realmente los niveles y su comparativa»

ANPE cree que los datos están «maquillados» - Foto: Rueda Villaverde

La Asociación Nacional de Profesionales de la Enseñanza (ANPE) apoya las evaluaciones individualizadas del alumnado, donde «se pretende valorar su progreso del aprendizaje y adoptar planes de mejora y refuerzo con la finalidad de contribuir al perfeccionamiento del sistema educativo español» pero recuerda que «con los recortes se eliminaron muchos de los apoyos y refuerzos de los centros». Así lo comenta la presidenta de ANPE en Ciudad Real, Mónica Sánchez de la Nieta, quien incide, una vez más, en la necesidad de alcanzar un pacto educativo de mínimos que siente las bases para dotar de estabilidad el sistema y favorecer la mejora de la calidad de la educación y la situación del profesorado. Un pacto «imprescindible» para que «todas las comunidades autónomas crezcan a la vez en cuanto a educación y aprendizaje, lo que contribuiría a acercarnos a esos países europeos con el rendimiento más elevado». 
Hemos mejorado «poco» con respecto al curso académico 2017-18 pero no es oro todo lo que reluce, ya que entre un «10 y un 20 por ciento del alumnado no alcanza la competencia lingüística y matemática». Porcentaje, continúa explicando, que «hay que intentar que sea menor, pues al final estos alumnos están abocados al fracaso y al abandono escolar». 
En este sentido, y con estos datos sobre la mesa, Sánchez de la Nieta insta a la Administración   «a reforzar y encauzar a estos estudiantes que bajan por debajo de la media para que lleguen a la Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO) superando holgadamente  cuarto, quinto y sexto de Primaria». Y para alcanzar este objetivo, argumenta, deberían colaborar tres partes fundamentales: La familia, la administración educativa y los profesores. «Todos somos parte importante y necesaria para alcanzar ese objetivo de que todos los alumnos adquieran ese grado del nivel cuatro y cinco (logro con un tendencia destacable)», argumenta. 
En declaraciones a La Tribuna,  la presidenta de ANPE en la provincia lamenta que la Consejería de Educación «nos venda unos datos maquillados asegurando de que hay muy buen nivel y que con los apoyos y refuerzos que hay en la actualidad es suficiente. Los datos no son tan buenos como refleja el informe, pues vemos muchas faltas de ortografía y en muchas ocasiones no saben resolver el problema porque no entienden el enunciado». 
Sánchez de la Nieta asegura que aún falta mucho por conseguir que el proceso se haga del todo bien. En ese sentido, la responsable de este sindicato apuesta por una evaluación individualizada a todos los alumnos al finalizar el tercer curso de Educación Primaria pero coordinada con el resto de comunidades autónomas con el objetivo de reconocer «realmente los datos», pues lamenta que estas pruebas y estos niveles los ha hecho Castilla-La Mancha y se desconoce la comparativa con el resto de comunidades. «Debería ser una evaluación de Estado para saber si el nivel es considerable o no, y deberían ser corregidos por profesores de otros centros de cara a que la evaluación sea más objetiva», manifiesta.