Fisac, en blanco y negro

C. de la Cruz
-

El Colegio de Arquitectos y la Fundación Fisac coeditan un libro de fotografías sobre la obra del creador daimieleño, un paseo por la historia de la edilicia en España

Imagen de la presentación del libro - Foto: Rueda Villaverde

El legado de Miguel Fisac (1913, Daimiel-2006, Madrid) en blanco y negro. La fundación que lleva su nombre y el Colegio de Arquitectos de Castilla-La Mancha han presentado un libro que contiene 216 imágenes de las más de 4.000 que componen el archivo fotográfico del arquitecto daimieleño, una selección de instantáneas de Focco, Kindel, Susana Polack,  Nicolás Muller, Pando, Schommer, Almaraz... que convierten a Miguel Fisac: Fotografías en un paseo ineludible por la historia de la fotografía de buena parte del siglo XX.
El presidente del Colegio de Arquitectos de Ciudad Real, Teodoro Sánchez-Migallón, el presidente y secretario de la Fundación Fisac, Diego Peris y Javier Navarro, y el también arquitecto Javier López Rivera, presentaron ayer este volumen en la Biblioteca Pública de Ciudad Real. Organizado bajo los capítulos de espacio religioso, residencial, investigación e industria y arquitectura para la enseñanza, las imágenes, muchas de ellas inéditas de 53 proyectos diferentes desde 1941 a 1991, recorren edificios relevantes en la trayectoria de Fisac.
Así, el conjunto de los dominicos Arcas Reales de Valladolid, el Teologado de San Pedro Mártir de Alcobendas, Santa Ana de Moratalaz y la iglesia de la Coronación de Vitoria; los edificios realizados para el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, entre ellos el Instituto de Óptica Daza Valdés, el Centro de Investigaciones Biológicas, Ramón y Cajal o el Centro de Estudios Hidrográficos; los laboratorios farmacéuticos como Made, Alter y el célebre edificio Jorba; viviendas en diferentes ciudades y locales. Y junto a todo ello, imágenes personales junto a su familia.
Sánchez-Migallón explicó que «Fisac encargó imágenes de su obra a los mejores fotógrafos de su época, una visión que hoy en día se ha perdido y que realmente es muy moderna en lo concerniente a el merchandising de saber vender bien, algo que supo manejar muy bien», y en este libro «se retoma esa sensibilidad que tenía Miguel para apreciar su obra a través de la mirada de grandes fotógrafos, es un ‘bombón’ visual arquitectónico».
Diego Peris, que firma uno de los capítulos del libro, hizo hincapié en la magnitud del archivo, de «la relevancia de unas imágenes que suponen un recorrido histórico que no deja indiferente a nadie» y que pueden consultarse, además de en el libro, en el propio Colegio de Arquitectos de Ciudad Real.
Asimismo, Javier López Rivera, otro de los autores que además es autor de la tesis doctoral Fotografía y arquitectura modernas. 1925-1939, desarrolló la importancia de los documentos gráficos en un periodo en el que proliferaron las revistas de arquitectura.
El libro, «un esfuerzo de edición» de las cinco demarcaciones provinciales del Colegio de Arquitectos de Castilla-La Mancha, resaltó Sánchez-Migallón, se puede adquirir en la librería Serendipia al precio de 15 euros.


Casa. Una de las aspiraciones de la Fundación Fisac es destinar parte del espacio de la Casa de Cultura, edificio del arquitecto daimieleño inaugurado en 1961 en los jardines del Prado y que se encuentran sin uso desde 2010, al archivo que actualmente se conserva en el Colegio de Arquitectos.