scorecardresearch

Comienza la repetición del juicio por intento de homicidio

M. E.
-

Los tres acusados que hace dos años fueron absueltos de haber acuchillado y arrojado por la ventana a una mujer en Alcázar de San Juan han vuelto a sentarse en el banquillo por orden del Tribunal Superior de Justicia

Una de las acusadas, durante su testificación. - Foto: Tomás Fernández de Moya

Esta mañana ha comenzado en la Audiencia de Ciudad Real la repetición del juicio, ordenada a instancias del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), que en 2019 absolvió del delito de tentativa de homicidio a dos mujeres y un hombre, que se enfrentaban a una pena de hasta 14 años de cárcel, tras los hechos ocurridos en una vivienda de Alcázar de San Juan el 29 de noviembre de 2015. Así, hoy se han vuelto a sentar en el banquillo Luis Miguel F. R., de nacionalidad colombiana, su entonces pareja, Janibel S. C., y Altagracia Mercedes F. P, ambas naturales de la República Dominicana. Los tres están acusados de acuchillar y arrojar por la ventana de un segundo piso a una tercera mujer, Rosa Lidia L., compañeras de trabajo en un club de alterne de Miguelturra, supuestamente tras negarse ésta a colaborar para traer droga desde su país de origen. En el primer juicio los tres acusados fueron absueltos después de que las dos jornadas de procedimiento arrojaran "tantas dudas" que "no permite la condena de los acusados", según la sentencia a la que tenía acceso este periódico, pues la versión de la supuesta víctima chocaba con la de los acusados, que aseguraron que ella misma se infligió las lesiones con un cuchillo y que se arrojó por la ventana. Una sentencia absolutoria cuyo recurso tenía en cuenta el TSJ.

En esta primera jornada de la repetición del juicio se han sometido a las preguntas del Ministerio Fiscal y de los abogados los tres acusados, así como la víctima de las lesiones, que ha testificado detrás de un biombo para evitar el contacto visual con los tres encausados. Todos ellos se han ratificado en las versiones que ya explicaron en la vista celebrada hace dos años. "Sentí ardor en el abdomen en dos ocasiones y después Luis Miguel me tiró por la ventana", ha declarado Rosa Lidia L., mientras que los tres acusados han insistido en que todas las lesiones se las causó ella misma, provocado por su estado de nerviosismo y agresividad, negando que estuvieran tratando cualquier asunto relacionado con las drogas.

También han testificado la madre de la víctima y la hija de una de las acusadas, así como la médico del servicio de urgencias que atendió a Rosa Lidia L. en la calle, y los dos policías locales que acudieron a la llamada de aviso. Estos últimos ha reconocido que muchos de los testimonios e información que recopilaron el día de los hechos "no nos cuadraba".

Este nuevo juicio se reanudará mañana jueves.