La lucha más rockera

Sara Borondo
-

La serie de Arc System se refresca en la entrega más accesible para nuevos jugadores

La lucha más rockera

L a maestría de Arc System Works está fuera de toda duda después de más de 30 años creando juegos. El estudio es conocido, sobre todo, por sus juegos de lucha, empezando por Double Dragon en 1988 para la Master System y siguiendo por las series Guilty Gear y BlazBlue. Pero todo ese buen hacer y un catálogo impresionante no sirven si el estudio no es capaz de ver los cambios que sus juegos necesitan.

El creador de la serie, Daisuke Ishiwatari, ha entendido sin problemas en qué dirección tenía que evolucionar Guilty Gear. La nueva entrega tiene como elementos más importantes unos personajes y jugabilidad renovados para hacer el juego más accesible para los jugadores nuevos (pero sin perder su identidad ni que sientan rechazo los más veteranos) y la importancia del juego online.

En la buena experiencia que ofrece el juego en el online tiene un papel relevante el rollback, la mejor solución actualmente a las diferencias en las conexiones a la red entre los jugadores que se están enfrentando. El estudio ha escuchado la petición de los profesionales de esports y los jugadores más acérrimos para mejorar la experiencia de los combates online.

El juego a través de internet probablemente sea el aspecto más complicado para los jugadores novatos. Para que aquellos que se acercan a la serie por primera vez y no se sientan perdidos hay tutoriales avanzados que ayudan a entender mejor el juego competitivo con Guilty Gear y cronologías de argumento y relaciones entre personajes y acontecimientos que condensan los más de 20 años de historia de la serie.

Aunque hay algunos cambios, las mecánicas principales son las ya conocidas, como Roman Cancel -la técnica más característica de la serie- para enlazar combos imposibles de hacer si no es con esta opción o el ataque Dust para barridos o evitar bloqueos.

Hay 10 escenarios y 15 personajes iniciales, dos de ellos nuevos: el samurái con habilidades vampíricas Nagoyuki y la agente de fuerzas especiales Giovanna, que pelea cuerpo a cuerpo con el espíritu de una loba. No son demasiados personajes pero el repertorio se incrementará más adelante en forma de contenido descargable con los pases de temporada (ya se sabe que el primero incluirá cinco personajes más, uno de ellos nuevo). También cabe esperar que los DLCs añadan algún modo de juego offline, un apartado escaso en el juego inicial.

No falta otra de las señas de identidad de Guilty Gear, la música rockera con temas de distintos estilos que harán más vibrantes e intensas todavía las batallas. No en vano Ishiwatari combina la creación de juegos con la música y ha compuesto también algunos de los temas más conocidos de la serie.

A diferencia de otros juegos de lucha en los que el modo historia es una mera excusa para presentar personajes, en Guilty Gear la trama tiene relevancia. La serie se ambienta en un futuro en el que el descubrimiento de una fuente de energía conocida como la magia pone en peligro al ser humano y surgen los Gears, que fusionan magia con ADN.

Guilty Gear Strive está ya a la venta en PS4, PS5 y PC. En las dos consolas de PlayStation se ve igual de bien el juego y lucen vistosos sus gráficos cel shading pero en la nueva generación los gráficos tienen más resolución y no existen prácticamente tiempos de carga.