"Me hubiera gustado poder subir los dos"

Manuel Espadas
-
Pituli (derecha), en el partido de ida de play off jugado por el Alcobendas contra el Zamora. - Foto: Alcobendas Sport

Pituli, actual jugador del Alcobendas, augura una eliminatoria «igualada» contra sus ex del Villarrubia

A una eliminatoria final por el ascenso no le hacen falta alicientes extras, pero la que van a disputar Villarrubia y Alcobendas los tiene. Alberto de las Heras ‘Pituli’, actual futbolista del conjunto madrileño, disputó la primera mitad de la temporada en las filas manchegas, lo que convierte este último cruce del play off por subir a Segunda B en un momento muy especial para él. El de Villacañas jugó a las órdenes de Javi Sánchez hasta la jornada 21, y a partir de ahí se puso a disposición de Emilio Ferreras, para el que es un fijo en sus alineaciones.
«Qué casualidad», ironiza Pituli, que reconoce que temía que este último sorteo de la fase de ascenso emparejara a los dos equipos. «Será bonito volver allí, pero yo prefería que nos hubiera tocado otro rival y así poder subir a Segunda B Alcobendas y Villarrubia, pero no ha podido ser», lamenta con resignación. Y es que el toledano mantiene buena relación con muchos de los que fueron sus compañeros, aunque es de los que prefieren evitar hablar mucho con los amigos en los días previos a enfrentarse con ellos en el terreno de juego. 
El extremo, que ha marcado dos tantos con el Alcobendas, augura una eliminatoria «muy igualada» y elogia a un Villarrubia que «nos va a apretar mucho porque se juegan la vida», aunque advierte: «Nosotros también somos un equipazo».
Las directrices para esta doble final contra el Villarrubia las resume en unas pocas palabras: «Saldremos a mandar en casa y en la vuelta tendremos que estar muy juntos e intentar marcar». Y es que el Alcobendas, a juicio de Pituli, es «un equipo muy serio, firme atrás y con gente buena arriba», como es su caso. De hecho, reconoce estar «disfrutando mucho» en un Alcobendas al que se adaptaba de manera casi inmediata, haciéndose con un puesto casi fijo en el once inicial.