scorecardresearch

Más personal para evitar problemas en las carreteras

Hilario L. Muñoz
-

109 trabajadores y 2.600 toneladas de fundente despejarán las vías regionales

Maquinaria utilizada para despejar la nieve de una carretera. - Foto: Tomás Fernández de Moya

La Junta de Comunidades ampliará, por segundo año, la plantilla destinada a la vialidad invernal de las carreteras de Ciudad Real y suma 14 personas más respecto a la campaña 2020-2021. En total 109 personas, 33 medios propios y 2.610 toneladas de fundente evitarán que la nieve y el hielo afecten a los 1.804,9 kilómetros de titularidad regional de la provincia.

La mayor parte de los recursos humanos irá al corredor Ciudad Real-Porzuna, con 36 personas, 29 del plan propio, cuatro más, y siete del plan de apoyo destinado a Horcajo. La segunda zona es la de Villanueva de los Infantes, con 25 personas, dos más. La tercera zona es la de Almodóvar-Almadén, con 16 integrantes del plan propio, uno menos, y siete del contrato de apoyo, uno más, destinado a Almadén. Por último, la zona Tomelloso-Malagón tendrá a 24 personas, cinco más que en el invierno pasado.

La distribución es de 95 personas contratadas por la Junta y 14 de apoyo. Hace dos inviernos, en el de 2019, el previo a la pandemia, las personas destinadas al plan de vialidad invernal eran 79 y 13. La plantilla ha aumentado casi un 20% en dos años. Este invierno habrá una brigada más respecto a otras campañas, con 12 de la Junta de Comunidades y dos del contrato de apoyo que tiene el Gobierno regional y que se destina a la zona de Horcajo de los Montes y Almadén. Cada brigada se ocupa del cuidado de 129 kilómetros de carretera, 30 menos respecto a los años anteriores.

En cuanto a la maquinaria hay 15 camiones quitanieves, aunque tres pertenecen a la concesión de la autovía de los Viñedos; un camión esparcidor de sal, cuatro motoniveladoras, y 13 equipos diversos para la vialidad invernal como palas cargadoras o con cuchilla.

La zona de mayor vulnerabilidad es el este de la provincia, especialmente el Campo de Montiel, situado en cotas comprendidas entre los 800 y 1.000 metros, «donde suelen ser relativamente frecuentes las incidencias derivadas de hielo y nieve». En total hay 306 kilómetros «especialmente vulnerables», también por el área de Almodóvar del Campo y Cabañeros. Igualmente se considera que hay ocho municipios con alto riesgo por nevadas (Alcázar de San Juan, Campo de Criptana, Ciudad Real, Daimiel, Manzanares, Miguelturra , Puertollano La Solana y Tomelloso) y siete por heladas, los mismos, salvo La Solana.