Urgencias cerró ayer con 30 personas a la espera de cama

Hilario L. Muñoz
-
Urgencias cerró ayer con 30 personas a la espera de cama - Foto: TOMÁ?S FERNÁ?NDEZ DE MOYA

La Gerencia habilita ocho camas por la tarde ante un incremento de la patología respiratoria mientras los sindicatos del hospital ven insuficiente la reapertura y piden mayor previsión

Las urgencias del Hospital general Universitario de Ciudad Real finalizaron el turno de mañana ayer con 30 pacientes esperando cama, más los que se pudieran sumar ayer por la tarde. Así lo indicaron fuentes de los sindicatos Satse y CSIF consultadas quienes explicaron que este es el primer día en el que hubo una mayor demanda asistencial y que comenzó con 25 pacientes a la espera de subir a planta. De hecho, familiares de personas que estaban en urgencias expusieron su queja, en forma de reclamación oficial, con casos como una persona que entró en urgencias a las 14 horas del pasado lunes y que ayer seguía esperando su ingreso junto a otras a mediodía. Este familiar expuso que está en una zona pensada para dos pacientes pero ayer había tres y que no tenía hora de tener cama. «No es una cosa puntual y esto se ha convertido en algo habitual porque la gente sabe que debe esperar un día o día y medio a que te den cama», indicaron estos familiares.
«Todos los años suele pasar y hay un pico en el que las urgencias se colapsan y se deben abrir camas», indicaron, por su parte, desde el sindicato Satse, quienes recordaron que 30 pacientes son equivalentes a «una planta de hospitalización de Medicina Interna». Las mismas fuentes añadieron que hay un plan de contingencia que se activa cuando llega la epidemia de la gripe pero «la población es más anciana y necesita más cuidados» lo que implica la necesidad de «abrir camas y contratar personal».
Desde la Gerencia de Atención Integrada indicaron que ayer se amplió en ocho camas las que había en servicio. Se trata de una situación que implica contratar personal, no solo habilitar el servicio. Las mismas fuentes apuntaron que los umbrales epidemiológicos de gripe son aún muy bajos por lo que ha ocurrido es un aumento de patologías respiratorias que se da en pacientes de edad avanzada. Estas nuevas camas se habilitaron en la tercera planta, comentaron los sindicatos, quienes apuntaron que hay un refuerzo de personal hospitalario no así en las urgencias. En este sentido desde CSIF indicaron que «este servicio es reforzado únicamente con un enfermero y un auxiliar, cuando se excede de 20 pacientes pendientes de ingreso y sin cama, lo que resulta insuficiente para atender la alta demanda asistencial de esta saturación».
Desde el sindicato CSIF recordaron además que la apertura de ocho camas implica que «ocho pacientes suben pero 22 se quedan ahí, más los que sigan llegando». «Todos los años pasa igual», expusieron en un comunicado de prensa donde argumentaron que CSIF presentó el pasado mes al gerente «un plan de contingencia solicitando dotar de más personal a Urgencias antes de llegar a la situación producida hoy y que no ha recibido ninguna respuesta a ese plan». La intención es que haya un solución «en noviembre y que se mantenga hasta marzo o abril» en que finaliza esta saturación. «No es algo anecdótico, esta situación siempre sucede», indicaron las mismas fuentes consultadas por La Tribuna, antes de recordar que siempre esperan a este primer día para habilitar camas. «Por qué esperamos a este día para atajar la situación, aunque ocho camas no sean suficientes para los 30 pacientes que había a la una del mediodía porque a medianoche puede haber 30 o 200 pacientes, no sabemos si surgirán más personas que requieran ingreso o no».