SSG retira el ERTE en las ambulancias de Ciudad Real

Hilario L. Muñoz
-

Los empleados del transporte sanitario dejan sin efecto un complemento salarial a cambio de que no haya despidos

SSG retira el ERTE en las ambulancias de Ciudad Real - Foto: Rueda Villaverde

El conflicto laboral en el transporte sanitario ha llegado a su fin por completo y es que la pasada semana se cerró el último fleco que había en las protestas de los trabajadores del sector. Se trata del Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que la empresa concesionaria en la provincia de Ciudad Real la Unión Temporal de Empresas (UTE) SSG-Digamar anunció en el mes de octubre a los empleados y que no llevará a la práctica gracias a un acuerdo alcanzado por los empleados para impedir que se produzca cualquier despido, aunque fuera temporal. Hay que tener en cuenta que la presentación de este ERTE supuso la reacción de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha que optó por iniciar los trámites de rescisión de todos los contratos que la UTE tiene en la región, además de en Ciudad Real, en Albacete y Guadalajara. Además, el expediente de regulación llegó en un momento en que los sindicatos tenían planteadas protestas en toda la región por el retraso en la firma del convenio colectivo que se había pactado antes del verano por las organizaciones de trabajadores y la patronal. 
Este convenio fue lo primero en solucionarse, al llegar la patronal y los trabajadores a un acuerdo por el que los incrementos salariales pactados se dejaban de aplicar este año, no habría retroactividad, pero se trasladaban a 2020, junto a otras medidas de carácter social. La solución que se ha llegado para dejar sin efecto el expediente de regulación es similar a este. De este modo, ante el ERTE en Ciudad Real, los trabajadores han optado por no cobrar un complemento salarial con el que cuentan, que supone añadir unos 300 euros a su salario, para reconvertirlo en horas extraordinarias. Se trata de una medida que se aplica desde el 15 de noviembre y que dejará de pagarse hasta el 31 de diciembre de 2019, para que «no se produzca ningún despido» en la concesionaria de la provincia, según apuntaron fuentes sindicales y corroboraron fuentes de SSG consultadas por La Tribuna.
asamblea y empresa. Las mismas fuentes apuntaron que la decisión de retirar el acuerdo está tomada por los trabajadores en asamblea y en una decisión que se adoptó antes de planteársela a la empresa concesionaria a finales de la pasada semana. Hay que tener en cuenta que la decisión implica que «en el caso de que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha financiase o modificase las condiciones del contrato automáticamente se recuperaría», expusieron las fuentes sindicales. Este punto es clave, ya que debido a la firma de los acuerdos del convenio colectivo, el 1 de enero de 2020 cambiarán las condiciones económicas y, por lo tanto, se recuperará dicho completo. 
Desde la empresa indicaron el escrito firmado por las partes reconoce que no se dio inicio al ERTE en «los plazos establecidos en el Estatuto de los Trabajadores para ello», ya que se comunicó el 7 de octubre. Esto se debe a que en este mes y medio «las partes se emplazaron para seguir negociando y evitar el inicio».
Por este motivo se adoptó una decisión en que «las partes palían en cierta medida las pérdidas económicas sufridas por la empresa en la provincia de Ciudad Real, manteniendo los actuales niveles de contratación y así la parte social evita los despidos que hubiese supuesto cualquier inicio de expediente de regulación temporal de empleo planteado por la UTE SSG-Digamar». De este modo la empresa se refiere al acuerdo alcanzado con los representantes sociales. 
Con el final de las negociaciones del Expediente de Regulación Temporal de Empleo y su archivo termina el conflicto en las ambulancias aunque el Sescam mantiene el procedimiento de rescisión de los contratos del transporte sanitario y que se originó al conocerse el ERTE.