El Manchego arremete contra el Ayuntamiento

Manuel Espadas
-

El club se queja de la falta de facilidades recibidas por el Consistorio de Ciudad Real y anuncia que creará una escuela propia si no se le da la opción de gestionar la municipal

El Manchego arremete contra el Ayuntamiento - Foto: M. A. Galán

El CD Manchego, en la voz de su presidente, Pascual Pérez, ha explotado después de «muchos años callándonos» por lo que considera una situación de desamparo por parte del Ayuntamiento de Ciudad Real. Una falta de respaldo y «muchas dificultades» cuya gota que ha colmado el vaso ha sido la prolongación, por una temporada más, de la adjudicación de la escuela municipal de fútbol a sus actuales responsables, pese a contar con la promesa de la concejala saliente de poder optar a ella. «El convenio expiraba el 31 de mayo, pero según nos ha informado Nohemí Gómez-Pimpollo, se ha dejado firmado por un año más, y no lo vamos a permitir. Haremos todo lo que esté en nuestras manos para tener una escuela de fútbol, y si el nuevo convenio que se ha dejado firmado es ilegal, se denunciará; y si luego no nos facilitan instalaciones para poder llevar a cabo las clases, pues nos plantaremos con todos los niños a las puertas del Ayuntamiento», espetaba Pascual Pérez, visiblemente contrariado y dejando claro que si esta situación no se revierte, «van a tener un problema».    
De hecho, el Manchego está decidido a llevar hasta las últimas consecuencias una vieja reivindicación «que llevamos pidiendo los últimos ocho años», para lo cual se ha decidido a crear una escuela propia, para lo que en breve se publicarán los detalles de la inscripción.
Y es que Pérez está convencido de que para el club será muy importante tener bajo su paraguas 100/200 niños en los que se estará creando «sentimiento de equipo», y cuyos padres podrían convertirse en nuevos socios del club.
Pero el asunto de la escuela municipal de fútbol no fue la única denuncia que verbalizó ayer el máximo dirigente del CDManchego. Pérez acusó al Ayuntamiento de Ciudad Real no sólo de falta de apoyo económico (la subvención municipal es de 20.000 euros), sino de ponerles muchas trabas durante la temporada, tanto por activa como por pasiva: no intermediar con las empresas de la ciudad para que apoyen el deporte, las trabas administrativas para poder explotar el servicio de bar del Polideportivo Juan Carlos I, la negativa para organizar acontecimientos deportivos (solicitó traer a la capital la final de la Copa del Rey Juvenil), los impedimentos burocráticos para celebrar otros eventos como conciertos, la falta de cuidados de las instalaciones deportivas -«sabemos que hay gente que quiere que nos vayamos del ‘Poli’, pero no nos vamos a ir»- y, por último, la falta de respaldo institucional durante los partidos. Una amplia lista de demandas que «pondremos encima de la mesa del nuevo concejal de Deportes», advertía un airado Pascual Pérez.

 

SOCIEDAD ANÓNIMA DEPORTIVA. Pascual Pérez inició su comparecencia de ayer realizando un balance deportivo y económico de la temporada que acaba de finalizar, poniéndole una buena nota al primer aspecto, con un curso «bastante aceptable, pero mejorable»del primer equipo; y reconociendo problemas en el segundo. En este sentido, anunciaba que en la próxima asamblea del club (se convocará a finales de este mes de junio) se llevará a los socios la propuesta de iniciar la conversión de la entidad en Sociedad Anónima Deportiva, para facilitar así la entrada de ayudas económicas «de gente que está dispuesta a apoyar, pero con esa condición».