'Sí a la tierra viva' llama al activismo social frente al «conformismo» de la Junta

latribunadeciudadreal.es
-

La plataforma señala que «ante el silencio de la administración han tenido que ser los ciudadanos los que informen de los peligros»

La plataforma 'Sí a la tierra viva' hace un llamamiento al dinamismo y activismo social para conseguir frenar los 10 grandes proyectos mineros de tierras raras que amenazan espacios naturales y rurales de Ciudad Real frente al «conformismo» de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. El colectivo apela al movimiento vecinal tras las declaraciones a este medio del director general de Industria, Energía y Minería de Castilla-La Mancha, José Luis Cabezas, quien pidió a la sociedad «calma y tranquilidad» ante un proyecto minero que, según recordó, está en fase de estudio y aún no ha conseguido su aprobación.
La plataforma, a través de un comunicado de prensa, considera que los argumentos de Cabezas demuestra que «su posicionamiento no está siendo objetivo en este asunto». «Creemos que la administración debe propiciar la difusión ciudadana de toda la información  sobre estos 10 proyectos mineros. Algo que hasta ahora no ha ocurrido, por lo que ante el silencio de la administración han tenido que ser los ciudadanos los que se activen e informen de los peligros derivados de este tipo de explotación minera», señalan.
En el mismo comunicado, la plataforma mostró su «preocupación» ante la «locuacidad de José Luis Cabezas», en un momento, argumentan, en el que el trámite administrativo de este proyecto minero se encuentra en Medio Ambiente, «un área fuera de su competencia». «Esta locuacidad de Industria contrasta además con el silencio significativo, hasta ahora, del titular de Medio Ambiente, Francisco Martínez Arroyo, quien debería estar doblemente interesado, ya que además tiene asignadas las competencias en Agricultura y Desarrollo», explican.
El colectivo considera que la actividad minera de las tierras raras «pondrá en riesgo el modelo agropecuario de calidad, marca y prestigio de las producciones de las comarcas de La Mancha afectadas por los permisos», ya que «asociarían en los mercados nacionales e internacionales los productos de esta zona con un lugar donde se desarrolla una minería peligrosa y contaminante».
Además, señalan que el consumo de agua previsto en la solicitud de explotación en los municipios de Torrenueva y  Torre de Juan Abad es de más de 300.000 metros cúbicos anuales del pantano de La Cabezuela, que ha sido denegado inicialmente por la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG).
Desde la Asamblea Ciudadana de Manzanares, en un comunicado,  también han mostrado su preocupación por este proyecto al considerar que cuenta con «importantes dudas sobre su impacto medioambiental y sobre los cultivos agrícolas cercanos a las explotaciones». Por ello, han solicitado al Ayuntamiento los expedientes correspondientes para hacer los 'pocillos' del proyecto de investigación y las catas del mismo en el término municipal.  
Algunos de los alcaldes de los municipios afectados como Torrenueva y Torre de Juan Abad señalaron que «no pueden ir en contra de un proyecto que desconocen, por lo que si el pueblo quiere y trae riqueza a la zona, se apoyará».