El precio del vino provincial cae un 10% y se exporta a menos de la mitad que el nacional

I. Ballestero
-

Ciudad Real vendió en el exterior 300 millones de litros a 0,48 euros hasta el pasado mes de junio, mientras que los vinos del país se pagaron en el mercado extranjero a 1,11 euros el litro

El vino de la provincia continúa abaratándose en su salida al exterior. - Foto: Tomás Fernández de Moya

El precio del vino ciudadrealeño en el mercado exterior continúa a la baja y sigue pagándose en el extranjero a menos de la mitad del precio que se para por el resto de vinos del conjunto del país. Así se desprende de los datos del Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV) a los que ha tenido acceso La Tribuna correspondientes al primer semestre de este año, en los que se recoge que el vino provincial alcanzó un valor en el mercado exterior de 0,48 euros por litro, mientras que el precio medio alcanzado por el conjunto del país llegó hasta los 1,11 euros. A pesar de la caída en el precio, que supone un descenso del 10 por ciento con respecto al del primer semestre del pasado año (0,53 euros), el sector tiene motivos para la esperanza, según Rafael del Rey, presidente del OEMV, después de que en la primera mitad del 2015 repuntara la venta en el exterior de vinos envasados y de Denominación de Origen de la región. «Es el camino a seguir», subrayó.

En los primeros seis meses del año, la provincia de Ciudad Real vendió en el extranjero un total de 300,8 millones de litros de vino, lo que supone un crecimiento del 15,8 por ciento respecto al volumen de ventas alcanzado en el primer semestre del año pasado. Esa cantidad derivada al mercado exterior supuso para las bodegas y cooperativas de la provincia unos ingresos de 143,4 millones de euros, también una factura superior a los ingresos de la primera mitad de 2014, que fueron un 4,2 por ciento menores.

El peso del vino ciudadrealeño en las exportaciones de este producto desde la región continúa siendo notable. En los primeros seis meses del año, Castilla-La Mancha envió al extranjero 633,7 millones de litros de vino y cobró por ellos 281,6 millones de euros. Es decir, que de la factura exportadora de la región en el sector vinícola, el 50,9 por ciento del vino era de Ciudad Real y el 47 por ciento de los ingresos fueron a parar a bodegas y cooperativas de la provincia. Además, el vino ciudadrealeño se pagó por encima que el vino regional, que alcanzó en su conjunto un precio medio por litro de 0,44 euros en su salida al extranjero en el primer semestre del año. «A pesar de la importancia indudable de Ciudad Real, que sigue liderando, el mayor crecimiento en el primer semestre se dio en Albacete», puntualizó Rafael del Rey.

El camino a seguir. En las cifras desgranadas hasta ahora se intercalan algunos indicios para la esperanza y motivos para el pesimismo. El precio es la razón fundamental para el ceño fruncido en el sector vinícola de la provincia, que no alcanza siquiera la mitad del valor en el exterior que el resto de elaboradores y productores del país. Pero hay dos datos positivos,el incremento en el volumen de vino exportado y el crecimiento también en la factura, a los que hay que sumar, según Del Rey, un tercero: la subida en las ventas en el extranjero del vino envasado y de DOde la región.

Según el OEMV, el vino envasado vendido en el exterior (sobre todo con indicación de variedad) creció un 13 por ciento en el primer semestre en el conjunto de la región, y el volumen de vino de Denominación de Origen exportado también subió, en este caso un 8,7 por ciento, también en términos regionales. Eso sí, el mayor crecimiento en volumen de exportación castellano-manchega se lo llevó el granel, con una crecida del 22 por ciento en lo que a litros enviados al exterior se refiere. Pero el presidente del Observatorio Español del Mercado del Vino reitera que ese incremento en las ventas de vino envasado y de DOson «el camino a seguir».

«Debemos generar valor con las ventas de nuestros vinos, basándolas en una imagen cada vez mejor y una capacidad de comercialización que también está creciendo en la provincia y en la región», indicó Del Rey, que aseguró que el esfuerzo que se hace en la exportación «es permanente y no coyuntural, es una necesidad estructural para el sector vinícola en la provincia y la región».